Indra compra un tercio de GTA

Con esta transacción persigue consolidar su oferta en simulación aérea y capturar el alto potencial de crecimiento del mercado de servicios de entrenamiento en aeronáutica civil, siguiendo las nuevas tendencias del mercado, que suponen una mayor demanda de contratación de servicios (horas de entrenamiento), frente a la adquisición de simuladores.

El mercado de entrenamiento en la aviación comercial tiene un tamaño estimado de alrededor de 2.500 millones de dólares anuales, lo que supone el triple del mercado de venta de simuladores. Adicionalmente, presenta un alto potencial de crecimiento, ligado en última instancia a la evolución del tráfico aéreo, que se espera que se expanda a un ritmo del 5 por ciento a nivel global y a niveles superiores en Iberoamérica y Asia, áreas geográficas en las que Indra cuenta con una presencia muy significativa. Esta operación supone la combinación de negocios complementarios y la consecución de importantes sinergias en los canales de comercialización.

Abre la posibilidad de comercialización de simuladores y otros servicios a los actuales clientes de GTA, a la vez que incrementa la capacidad conjunta de obtención de nuevos clientes, y facilitará la inversión en nuevas plataformas. Indra tiene una importante presencia nacional e internacional en el negocio de fabricación de equipos de simulación, tanto en el ámbito militar como civil, siendo en este último un fabricante muy reconocido de plataformas de helicópteros al tiempo que ha ido ganando progresivamente un peso muy significativo en el de aviones, área con un enorme potencial de crecimiento.

En el ámbito de la simulación de aviones, sus productos son reconocidos como de la más alta calidad en las plataformas como los Airbus A320 y Boeing 737; y en ala rotatoria tiene una importante cuota de mercado, siendo uno de los proveedores habituales de Airbus Helicopters. GTA, fundada en 2002 y con sede en Madrid, ofrece servicios de consultoría, formación y entrenamiento a aerolíneas y cursos de iniciación y actualización a pilotos en sus propios simuladores o en otros subcontratados, para los que cuenta con certificación ATO (Approved Training Organisation).

GTA tiene centros situados en Madrid e Indonesia, clientes en 40 países y un ambicioso plan de expansión internacional, así como un equipo de más de 120 instructores de vuelo y, por el momento, cuatro simuladores de última generación: en la capital de España,  ATR 72-500 y -600 y A320; y A320 en Yakarta. Da respuesta a las necesidades de las compañías aéreas y los profesionales mediante el alquiler de simuladores, cursos con clases teóricas, simulador y horas de vuelo; y alquiler de simulador con instructor. Ofrece servicios de asesoramiento a los departamentos de instrucción, selección de tripulamntes de cabina de pasajeros y formación a medida como, por ejemplo, en inglés específico para actividades aeronáuticas.

Fotografía: Simulador de ATR 72-600 de GTA.

Relacionados