La larga recuperación del tráfico aéreo regular en Europa puede crear oportunidades para la aviación chárter

Air Charter Service, especialista en vuelos chárter cree que si la recuperación del tráfico aéreo regular en Europa sigue prolongándose aumentará también el interés por la aviación chárter. La conclusión la extrae tras la reciente rebaja de las previsiones de la organización de seguridad de la navegación aérea, Eurocontrol, que deja entrever que el tráfico aéreo europeo probablemente no volverá a los niveles anteriores de 2019 hasta el año 2025, cuando la previsión anterior era hasta el año 2024.

La reacción de la aerolínea charter ante esta actualización de los datos es la previsión de un aumento del negocio para sus divisiones de chárter de aviones comerciales y privados. Justin Bowman, Director General de Air Charter Service, comenta: “Este descenso sustancial de la capacidad, junto con posibles aumentos de la demanda a corto plazo, significa que se recurrirá cada vez más a los vuelos chárter para “rellenar los huecos” que deja la reducción de los vuelos regulares.

“Muchas compañías aéreas se ven obligadas a reducir o cancelar vuelos en sus rutas más “nicho”, en particular entre las ciudades más pequeñas de toda Europa, dejando a menudo a la aviación chárter como único medio para volar directamente entre muchas ciudades. Antes de la pandemia, un estudio de una organización europea de aviación indicaba que más de 25.000 rutas eran atendidas por las compañías de vuelos chárter, pero no por aerolíneas regulares. Creemos que esta cifra ha aumentado significativamente en el último año y que seguirá siendo superior hasta el año 2025. Esta reducción de la conectividad se dejará sentir especialmente cuando se produzcan picos de demanda a corto plazo debido a eventos deportivos o empresariales internacionales que impulsen los viajes”.

Tomando como ejemplo la final de Champions de este año en Oporto, Air Charter Service ha calculado que el número de vuelos regulares a Oporto durante el mismo período de tiempo ha disminuido en un 28%, en comparación con 2019. La empresa cree que esto explica en parte la demanda de casi 20 vuelos chárter que ACS organizó a Oporto el mes pasado y para un total de más de 3.000 pasajeros. La gente se disputaba unas plazas que hubieran sido mucho más numerosas a través de los servicios regulares previstos en años anteriores.

Relacionados