Startical se pone en marcha

Como ampliación de la noticia que ya adelantamos la semana pasada, ENAIRE organizó un encuentro con prensa especializada para analizar con mayor profundidad el anuncio de la creación de Startical con el objetivo de innovar y mejorar la provisión de servicios de navegación aérea.

En palabras de Angel Luis Arias Serrano, director general de ENAIRE, “Startical se enmarca en el conjunto de mejoras y avances ya previstos en el programa FANS (“Future Air Navigation System”), con el objetivo de mejorar los sistemas de comunicaciones, navegación y vigilancia”. “La evolución de los sistemas de navegación aérea debe seguir continuando y complementar las capacidades que desde siempre han ofrecido los sistemas basados en ayudas terrestres con los nuevos sistemas basados en constelaciones de satélites”.

En el marco del Plan de Recuperación, Transformación y resiliencia diseñado por el gobierno español para captar y dar salida a los fondos procedentes de la Unión Europea, Mari Luz de Mateo, directora de Desarrollo Empresarial de ENAIRE, recordó que “la fase inicial de inversión asciende a 29,2 millones de euros, de los cuales 10 los aportan a partes iguales Indra y Enaire”. El resto será cargado contra dichos fondos europeos. En paralelo, el retorno previsto en materia de puestos de trabajo será de entre 1.440 y 1.550. De ellos 240 serán directos de alta especialización, entre 500 y 550 indirectos y entre 700 y 760 inducidos. Esta cifra podría multiplicarse por 3 a medio plazo sumando hasta 4.500 empleos”.

La aprobación por parte del consejo de ministros de la nueva sociedad supone un gran espaldarazo a un proyecto que ya estaba en mente de ENAIRE y de su socio tecnológico, Indra. A preguntas sobre la capacidad tecnológica de la multinacional española de ingeniería para diseñar, construir y colocar en órbita nanosatélites, de unos 10 kilogramos de peso y una vida útil de 5 años, tanto Arias como Ignacio Mataix, director general de Indra para Transporte y Defensa, defienden que ambas empresas aportan un conocimiento muy profundo y complementario de todas las capacidades en materia de gestión ATM (“Air Traffic Management”), que son necesarias para abordar un proyecto tan tecnológico como Startical. Por el momento la elección de los proveedores que abordarán todo los procesos relativos a la red satelital no se va a desvelar por motivos de confidencialidad.

Según recordó José Luis Rodríguez de Castro, director de Sistemas de ENAIRE, el objetivo fundamental será configurar una red de comunicaciones interconectada a través de los 200 satélites, que permita conocer en todo momento la posición de cada una de las aeronaves y también establecer contacto radio. Y todo ello sin necesidad de que las aeronaves tengan que ser equipadas con nuevos equipos a bordo. Se seguirán usando los sistemas de navegación basados en transpondedor modo S y ADS-B (“Automatic Dependent Surveillance – Broadcast).  Según Arias, varios objetivos se persiguen. En el lado medioambiental, “rutas más directas, con el consiguiente ahorro de combustible y emisiones”. Se ha calculado un ahorro anual de unas 13 millones de toneladas de CO2 para el año 2030. En la parte de gestión de tráfico aéreo, “una ampliación notoria de la capacidad de los espacios aéreos, reduciendo la separación actual de 100 millas náuticas a sólo 15 en zonas donde actualmente no existe cobertura con radares terrestres”.

Para la primera fase, que comienza este mismo año, se prevé el lanzamiento de 3 satélites para la realización de pruebas en los espacios aéreos de Canarias y Cabo Verde, con cuyo proveedor de servicios de navegación aérea se ha llegado a un acuerdo. Esta primera fase también incluirá el estudio de viabilidad de todo el sistema en su conjunto

Según Arias y  Fernando García, director ejecutivo de Startical, la sociedad pretende proporcionar un servicio global, adaptable en el tiempo según las necesidades futuras. Y en este sentido, citan naciones que podrían estar interesadas en participar no sólo como clientes sino también como socios de carácter industrial o meramente económico. Es el caso de países como Argentina, Australia, Brasil, India o México. (David Herreros Serrano)

Relacionados