Brasil pide cielos abiertos a Argentina y volver a operar en Aeroparque, incluso desde Congonha, en San Pablo

El secretario ejecutivo del Ministerio de Infraestructura de Brasil, Marcelo Sampaio, recibió en Brasilia al embajador argentino, Daniel Scioli, para abordar los acuerdos que involucran fronteras aéreas y terrestres. Brasil está interesado en ampliar el acuerdo de servicios aéreos con Argentina en la modalidad de cielos abiertos. La intención es establecer una especie de «gran puente aéreo sudamericano», entre el Aeropuerto de Congonhas (lo que significaría volver a internacionalizar al aeropuerto central de San Pablo para diversos países sudamericanos) y el Aeroparque Jorge Newbery. Ambos funcionan como «city airports» de San Pablo y Buenos Aires respectivamente, al ubicarse cercanos a sus respectivos centros, por lo que son muy apreciados por los pasajeros, en especial los de negocios.

También asistió al encuentro el secretario nacional de Aviación Civil del Ministerio de Infraestructura, Ronei Glanzmann. Explicó que el proceso de internacionalización en Congonhas para recibir jets ejecutivos lo ha manejado Infraero, que está invirtiendo en ajustes. Sin embargo, la llegada y salida de los vuelos comerciales Brasil-Argentina dependería de la aprobación futura que buscarían quienes resulten ganadores de la concesión del aeropuerto de Congonhas, cuya subasta será durante la séptima ronda de concesiones, en 2022.

El Aeroparque Jorge Newbery, cuya reapertura se estima para mediados de marzo luego de una serie de importantes obras de ampliación y una pista principal de 2.750 metros, volverá a recibir vuelos internacionales luego de que los mismos fueran limitados a operaciones desde y hacia Uruguay en 2019 (luego de un proceso de desregionalización que se extendió por dos años). Entre 2010 y ese año, Gol, Latam y Aerolíneas Argentinas operaban hacia San Pablo, pero en el aeropuerto de Guarulhos, localizado al norte del área metropolitana paulista.

La ruta Buenos Aires – San Pablo alternó entre la primera y tercera posición entre los segmentos internacionales con mayor cantidad de vuelos durante las últimas décadas, con alrededor de quince vuelos diarios por sentido previo a la pandemia. «La internacionalización de Congonhas también es una prioridad para nosotros», dijo Sampaio, en el encuentro con el embajador Scioli. Desde el ministerio de Infraestructura señalaron que «la intención del gobierno brasileño es permitir que nuevas aerolíneas ingresen al Aeroparque Jorge Newbery, impulsando el turismo y conectando los dos países». Encontrar una respuesta similar del lado argentino quizás vaya a ser más complejo. El próximo estatus de Congonhas, se espera ,influya en las aerolíneas del resto de Sudamérica para optar por esa alternativa. (Javier Bonilla, corresponsal del Grupo Edefa en Brasil)

Relacionados