El Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, acreditado como «aeropuerto seguro»

El Aeropuerto Adolfo Suarez Madrid-Barajas ha recibido la certificación del programa de Acreditación de Salud Aeroportuaria del Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI), un programa que evalúa el cumplimiento de las medidas sanitarias recomendadas por ACI, la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la EASA, el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) y las guías de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y que se encuentran a su vez alineadas con los objetivos del Plan de Recuperación Operativa desarrollado en Aena en el mes de abril.

Airport Health Accreditation (AHA) demuestra el compromiso continuo de Aena con las medidas adoptadas para la seguridad de empleados y pasajeros a raíz de la pandemia, con el objetivo de volver a recuperar la confianza de los viajeros en el transporte aéreo.

Como ha publicado el Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades (ECDC) en su “guidelines por Covid-19 testing and quarantine of air travellers”, el transporte aéreo se ha demostrado como un entorno de baja prevalencia del virus sumando menos del 1% de los casos detectados de Covid-19 y sin incremento en el ratio de transmisión.

 Entre estas medidas, ACI ha certificado el refuerzo de la limpieza y desinfección en las instalaciones, el control de los aforos máximos permitidos y la adaptación de los distintos procesos operativos a la nueva realidad.

Asimismo, ACI ha valorado la instalación de mamparas protectoras (el aeropuerto madrileño ha instalado más de 600 mamparas distribuidas en distintos puntos de las terminales: mostradores de facturación, puertas de embarque, controles sanitarios, filtros de seguridad, salas vip, puntos de información al pasajero, etc.); de señalética informativa mediante pantallas digitales, carteles y megafonía con mensajes de uso de mascarilla, distancia personal, higiene de manos, etc., así como marcas y huellas de distanciamiento social o anulación de asientos. Aena ha elaborado 84 nuevos mensajes, que incluyen todas estas variaciones en diferentes idiomas, y se han creado más de 400 adaptaciones para los diferentes espacios de las infraestructuras.

Además, se han instalado más de 100 dispensadores de gel hidroalcohólico y otros elementos contactless como grifería (unas 200 unidades nuevas) o secamanos con filtros HEPA (unas 300 unidades).

José Antonio Álvarez, director del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, destaca “la importancia de garantizar a los viajeros que volar es seguro. El Aeropuerto madrileño es uno de los principales motores de la economía de España y de Madrid y ha vuelto a demostrarlo, gracias a la labor de sus equipos. Además, durante estos meses, todos los aeropuertos de la red de Aena se han convertido en un pilar básico en el transporte de carga sanitaria y abastecimiento y de vuelos esenciales”.

AHA es el programa mundial concebido específicamente para el sector aeroportuario a partir de la crisis de la COVID-19. La acreditación ha sido otorgada después de una evaluación de las medidas y procedimientos sanitarios que Aena y las autoridades españolas han introducido en todas las áreas y procesos del pasajero.

Relacionados