ITP Aero aumenta sus capacidades como Tier 1 del sector aeronáutico

La pandemia generada por el Covid-19 está teniendo un impacto sin precedentes en la aviación comercial. Como parte de la industria de la aviación mundial, tanto Rolls-Royce como ITP Aero se han visto afectadas de manera significativa y están en proceso de ajuste a los nuevos niveles de demanda. Como parte de la revisión de su negocio de aviación civil, Rolls-Royce ha propuesto aumentar el alcance de la capacidad de ITP Aero en términos ingeniería, fabricación y cadena de suministro. Las transferencias propuestas reforzarán el posicionamiento de ITP Aero como Tier 1 del sector aeronáutico.

Rolls-Royce ha propuesto integrar sus instalaciones y plantilla de Hucknall (East Midlands, Reino Unido), en ITP Aero. La planta de Hucknall, que fabrica una gama de componentes para motores de aviación, incluyendo complex fabrications (componentes de chapa que se sitúan en diferentes partes del motor), combustores, y OGVs (fan outlet guide vanes), aportará nuevas capacidades a ITP Aero y se convertirá en una planta clave de la compañía. Como parte de ella, la planta de Hucknall tendrá el potencial de generar nuevas oportunidades de crecimiento e inversión. Además, Rolls-Royce también ha propuesto que la ingeniería de diseño y la gestión de la cadena de suministro asociadas a complex fabrications se transfieran a ITP Aero.

Como segundo anuncio, Rolls-Royce también propone transferir a ITP Aero la fabricación de estructuras – componentes clave del motor, ya que soportan el motor unido al avión y el paso de servicios al interior del motor, incluyendo estructuras de alta presión y presión intermedia, además de front bearing structures (estructuras portantes frontales) y OGVs, desde su actual ubicación en Barnoldswick (Reino Unido).

Ambas propuestas están sujetas a consulta con los representantes de los trabajadores en el Reino Unido.

El comunicado coincide con un momento en el que la compañía se está adaptando a los efectos de la pandemia de Covid-19 sobre el sector aeronáutico civil. La demanda del tráfico aéreo se ha visto afectada de manera muy relevante, con previsiones de recuperación a niveles de 2019 para 2024-2025. Como resultado, anunció el pasado mes de julio la necesidad de llevar a cabo un ajuste de plantilla de un 15% a nivel global. Este ajuste se está llevando a cabo mediante la aplicación de medidas de ajuste temporales y permanentes, minimizando el impacto y protegiendo el empleo en la medida de lo posible.

La noticia no tiene ningún efecto sobre el anuncio de Rolls-Royce del 27 de agosto de 2020, en relación con una posible venta de ITP Aero. El trabajo de preparación continúa y Rolls-Royce informará de los avances en el momento adecuado. Una potencial venta de ITP Aero a un nuevo propietario tendría la capacidad de generar oportunidades de crecimiento e inversión, con clientes distintos a Rolls-Royce. Al margen del resultado final, ITP Aero es un socio clave para Rolls-Royce, y ambas empresas mantendrán su relación a largo plazo a través de sus programas aeronáuticos civiles y de defensa.

Carlos Alzola, CEO de ITP Aero, señala que: «Desde el comienzo de la pandemia, hemos tomado medidas rápidas para proteger nuestro negocio, tanto reduciendo nuestros costes como buscando más oportunidades de negocio, al tiempo que buscamos que la compañía sea más eficiente y competitiva. El anuncio de hoy es positivo para ITP Aero y demuestra la confianza de Rolls-Royce en la empresa. Estamos ilusionados con las oportunidades relevantes que el anuncio de hoy representa para ITP Aero y esperamos trabajar junto con nuestros nuevos compañeros de Hucknall, centrándonos en maximizar las oportunidades y recuperarnos juntos del dramático impacto de Covid-19».

ITP Aero seguirá estando gestionado desde España, con sede en Zamudio (Vizcaya), y plantas clave en España, Reino Unido y México.

Relacionados