El Gobierno español autoriza la licitación de las obras de la fase 2 del acceso ferroviario a la T1 del Aeropuerto de Barcelona

El Consejo de Ministros ha autorizado al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), a través de Adif, a la licitación de las obras de la fase 2 de construcción del nuevo acceso ferroviario a la terminal T1 del Aeropuerto de Josep Tarradellas Barcelona-El Prat. Con un valor estimado de 73,7  millones de euros (IVA no incluido) y un plazo de ejecución de 24 meses, se da un impulso definitivo para la puesta en servicio de una infraestructura que será estratégica en el futuro esquema de explotación de la red de cercanías de Barcelona. Esta actuación podrá ser cofinanciada por el Mecanismo “Conectar Europa” (CEF).

Se trata de la superestructura de la nueva doble vía entre la línea de ancho convencional Barcelona-Tarragona y las estaciones de las terminales 1 y 2, con conexión a la L9 de metro. El nuevo acceso ferroviario, que generará significativos beneficios para la movilidad en transporte público de los ciudadanos en el área metropolitana de Barcelona, permitirá establecer servicios directos de cercanías a las dos terminales aeroportuarias desde Manresa y Maçanet, vía Barcelona, mediante las actuales líneas R4 y R2, respectivamente, permitiendo, a través de ellas, acceder a las restantes líneas de cercanías y a la red de metro de Barcelona. Además, podrá albergar servicios lanzadera entre las terminales del aeropuerto con la Línea de Alta Velocidad Madrid-Barcelona-Frontera Francesa.

Todo ello permitirá conectar ambas terminales con Barcelona, estableciendo un tiempo de viaje entre la estación de Sants y la terminal T1 de aproximadamente 19 minutos. Las previsiones estiman que entre 7 y 9 millones de viajeros anuales se beneficiarán de la nueva infraestructura ferroviaria.

La primera fase de este proyecto, con una inversión estimada de 305 millones de euros, consistió en la perforación con tuneladora del tramo principal del nuevo acceso.El nuevo trazado, de vía doble, se inicia en la línea de ancho convencional Barcelona-Vilanova, y discurre hasta la terminal T1, con una parada intermedia en la terminal T2, donde se conectará con la línea 9 de Metro. Tiene una longitud total de 4.510 m, incluyendo un túnel de 3.400 m, de los que 3.048 m (incluido el paso por la estación multimodal de la T2), se han excavado con tuneladora.

El contrato licitado por Adif comprende la ejecución de las actuaciones necesarias para la puesta en servicio del nuevo acceso. De este modo, entre las principales operaciones se incluyen la conexión con la línea Barcelona-Vilanova, la adaptación de las vías de acceso, las estructuras y movimientos de tierra para el correspondiente enlace de la nueva vía, el drenaje de la plataforma y reposiciones de servidumbres y servicios afectados, así como el montaje de vía, sistema de electrificación e instalaciones de seguridad y comunicaciones del nuevo ramal y otros equipamientos como obra civil, canaletas, arquetas y cruces.

Por otro lado, en el túnel se ejecutarán rellenos bajo vía, estructuras y losas de apoyo para la superestructura, obras de drenaje, montaje de vía, sistemas de electrificación e instalaciones de seguridad ferroviaria, la conexión del nuevo ramal a la nueva subestación eléctrica de tracción de El Prat del Llobregat, y otras instalaciones.

Por su parte, en las estaciones de las terminales T2 y T1, el proyecto contempla trabajos de arquitectura en andenes y estructuras (tabiquerías, solados, revestimientos, cerrajería y mobiliario), e instalaciones como saneamiento, agua, electricidad, iluminación, climatización, ventilación o protección contra incendias, entre otras.

Las inversiones de Adif y Adif Alta Velocidad en la provincia de Barcelona desde 2018 han ascendido a un total de más de 327 M€, de los que a Adif le han correspondido más de 192’5 M€, y a Adif Alta Velocidad más de 134’5 M€. Esta circunstancia ha favorecido el desarrollo y mejora de la red convencional barcelonesa, cuyas Cercanías se han visto beneficiadas con una inversión de más de 118,6 millones de euros a lo largo de este período, así como las actuaciones relativas al Corredor Mediterráneo, que han supuesto una inversión de más de 65,5 millones de euros, lo que pone de manifiesto una vez más el compromiso del MITTMA y Adif con el impulso de nuevas y mejores infraestructuras en la red ferroviaria de Catalunya. Por su parte, las inversiones de Adif AV se concentraron fundamentalmente en actuaciones en la línea de alta velocidad en servicio, Madrid-Barcelona-Frontera francesa.

Relacionados