LATAM muestra recuperación gradual de su operación en los últimos meses

LATAM Airlines Group  informa que durante los últimos meses ha evidenciado una recuperación gradual de su operación. En junio, operó 6,4%, en julio 9,2% y en agosto alcanzó 13,9% de su capacidad (medida en “asiento-kilómetro disponible” -ASK), en relación a igual periodo de 2019. Estos resultados se dan después de una drástica reducción de la operación de la aerolínea en abril y mayo pasado (5,7% y 6,7% respectivamente), a causa del Covid -19.

 

Respecto de la operación particular de agosto, el tráfico de pasajeros (medido en “ingresos por pasajero/kilómetro” – RPK) disminuyó 89,1%, mientras que la capacidad (ASK) bajó 86,1% comparado con el mismo mes de 2019. 

 

En Chile, durante agosto, retomó vuelos a Copiapó, La Serena y Temuco, aumentó frecuencias a destinos como Iquique, Calama, Antofagasta, Puerto Montt y Punta Arenas. A nivel internacional, sumó un nuevo vuelo directo a Madrid, complementando sus vuelos a Miami y Sao Paulo/Guarulhos; este último, centro de conexión para vuelos domésticos tanto en Brasil como hacia Europa (Frankfurt, Lisboa, Londres y Madrid).

 

En relación a la operación de carga, el factor de ocupación en agosto fue de un 73,3%, superando los 54,5% de agosto de 2019. En su división de carga, ha maximizado el uso de su flota de carga B-767F y ha utilizado aviones de pasajeros para el transporte exclusivo de carga, realizando 345 vuelos bajo esta modalidad durante agosto. 

 

La compañía continua con una campaña de seguridad e higiene en toda su operación, implementando las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las autoridades sanitarias de los países donde opera y la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA). En todos los vuelos se exige el uso de mascarilla durante todo el trayecto, se dispone de alcohol gel en la cabina y se implementa un servicio a bordo que reduce la interacción entre la tripulación y los pasajeros. Asimismo, toda la flota cuenta con filtros HEPA, capaces de remover el 99,97% de las partículas, incluidos virus y bacterias, gracias a la renovación del aire cada 2 o 3 minutos, asegurando un ambiente higienizado permanente, entre otras medidas.

Relacionados