Embraer se reajusta por la pandemia y la cancelación de su asociación con Boeing

Embraer reducirá un 4,5 por ciento de su plantilla mundial, que corresponde a unos 900 empleados en Brasil, debido al impacto del COVID-19 en la economía mundial y a la cancelación de la asociación que estaba pactada con Boeing, teniendo en la mira sus sostenibilidad y capacidad de ingeniería. Embraer Commercial Aviation ha experimentado por la pandemia un 75 por ciento de reducción en las entregas de aeronaves comerciales en el primer semestre del año, en comparación con el mismo periodo de 2019.La situación empeoró como resultado de la duplicación de estructuras asociadas con la escisión del negocio de aviación comercial de la compañía en preparación para la asociación fallida por iniciativa de Boeing, así como la expectativa de que el sector del transporte aéreo no se recuperará en el corto o mediano plazo.

Desde el inicio de la pandemia, Embraer ha adoptado una serie de medidas para preservar los puestos de trabajo, que incluyen vacaciones colectivas, reducción de la jornada laboral, permisos, y tres planes de bajas voluntaria, por los que optaron 1.600. La compañía también ha reducido el trabajo presencial en sus plantas industriales, con el objetivo de garantizar la salud de la plantilla y la continuidad del negocio. Embraer, una empresa aeroespacial con sede en Brasil, tiene negocios en aviación comercial y ejecutiva, defensa y seguridad y aviación agrícola y diseña, desarrolla, fabrica y comercializa aeronaves y sistemas, brindando servicios y soporte postventa a los clientes. Desde su fundación, en 1969, ha entregado más de 8.000 aviones y es el fabricante líder de reactores comerciales de hasta 150 asientos y el principal exportador de bienes de alto valor agregado en Brasil. Mantiene unidades industriales, oficinas, centros de distribución de repuestos y servicios en América, África, Asia y Europa.

Fotografía: Embraer E195-E2 (foto Antonio Camarasa).

Relacionados