¿Que pasa en el mercado de leasing?

El golpe demoledor que la pandemia provocó en las economías y los mercados turísticos y de aviación comercial, tiene un costado poco conocido por el gran público, el de aquellas compañías rentadoras de aeronaves y que son las principales proveedoras para las aerolíneas.

Pocos viajeros saben que buena parte de los jets comerciales que llevan la librea de las transportadoras, tienen su origen en una operación de leasing. Son pocas y muy específicas esas empresas que rentan máquinas, siendo a la vez las principales demandantes de los productores aeronáuticos.

Según algunos datos de estudios recientes, estas compañías pasan por una crisis impresionante, con una baja en los pedidos muy grande y que incluso es mayor en proporción que la que están sufriendo muchas aerolíneas. A principios de este tumultuoso 2020 había en existencia 31.000 aeronaves de uso comercial disponibles en el mercado aéreo , estando casi la mitad de esa cifra en contrato de alquiler.

Transcurridos un poco más de medio año de desastre, el inventario había descendido violentamente a menos de 14.000 máquinas, mientras que los jets en operatoria leasing habían bajado a unas 5.500 aeronaves, representando  menos del 60 por ciento del mercado. De este modo la participación de los lessors en el total de aviones operativos descendió bruscamente desde el 50 por ciento a principios del ejercicio a menos del 40 por ciento en estos momentos.  Aunque el mercado estaba  sintiendo ya  en el 2019 un descenso en las entregas, la llegada de la crisis sanitaria planetaria demolió las cifras.

Aunque existía una caída en la economía general y que una flota entera de Boeing 737 MAX se hallaba en tierra esperando un regreso, todo se derrumbo desde abril cuando el mercado cayó violentamente en un  58 por ciento. Sabido es que los aviones  cuatrimotores como los beneméritos Jumbos o los AIRBUS A380 han descendido en su valoración en más de un 50 por ciento, mientras que los de fuselaje ancho habrían perdido un 25 por ciento y los de fuselaje angosto no menos del 20 por ciento, siempre entendiendo que los valores difieren por varios componentes como fecha de construcción, modelo de aeronave, su sofisticacion y disponibilidad en el mercado.

Tomemos en consideración, que aunque la demanda por parte de las compañías aéreas está hundida, existe un enorme número de aeronaves que están en tierra, muchas de las cuales no volverán al servicio y por tanto, provocan un impacto profundamente negativo en los valores de cada tipo o modelo de avión.

Según algunas compañías, como BOC AVIATION o GECAS,  estaría comenzando una tibia recuperación en el mercado, aunque todavía no sabemos a ciencia cierta si es sostenible en el tiempo o una mera especulación comercial.  La devolución de aeronaves que han realizado varias compañías de transporte deprimió el negocio y sumió en profunda preocupación a todos los  actores del negocio aerocomercial. Pese a los insistentes pedidos de organismos como la IATA, para que las administraciones gubernamentales brinden fuerte apoyo a las compañías, no todos los gobiernos propusieron programas de ayuda y compensaciones.

En algunos países, como Argentina, las ayudas han sido mínimas y no fueron rápidas y eficientes las pocas que se han proporcionado. Además, las mismas fueron y son dirigidas mayormente a ayudar  a la aerolínea de bandera y no a las low cost, que han recibido el golpe y en varios casos el hundimiento.  La apertura de los mercados turístico y hotelero en la mayoría de las regiones del  mundo, implica que comienza nuevamente el movimiento aeroportuario con sus factores potenciadores en la economía de todos los países. La creación de una vacuna eficaz, la disminución de la circulación del virus, la apertura controlada y con todas las medidas de seguridad sanitaria en rutas aéreas, aeropuertos y zonas turísticas, son los factores que pueden ayudar superar, no sin daños profundos, a este azote que cayó sobre nuestra humanidad. (Luis Piñeiro)

Fotografía: Airbus-A321neo otro de los clasicos bimotores en leasing.

Los grandes contratos de leasing se muestran en las grandes ferias aeronauticas como Le Bourget.

Otro de los grandes jugadores en este especifico mercado GECAS.

Ya nadie quiere a los cuatrimotores.

Relacionados