En menos de 15 minutos Delta tendrá los resultados de las pruebas de COVID-19 a sus empleados

La compañía amplía su programa de tests con una nueva opción de respuesta rápida para ayudar a reducir la propagación del virus y aumentar la confianza de los trabajadores y pasajeros. Delta Air Lines se ha asociado  así con CVS Health a fin de acelerar las pruebas de COVID-19 a los empleados con una opción de respuesta rápida para las tripulaciones de vuelo, una medida que generará confianza en torno al viaje con Delta entre los clientes y empleados. La prueba CVS Health Return Ready SM, que tarda menos de 15 minutos en diagnosticar si se detecta el virus de la COVID-19 activo, estará supervisada por un clínico de CVS Health en los lounges de la tripulación en el hub de Delta.

“Así como no hay un único método para reducir la transmisión del virus, no hay una única solución para realizar pruebas a nuestros empleados que están siempre en movimiento”, ha afirmado Joanne Smith, vicepresidenta ejecutiva y directora de personal de Delta. “Por esta razón, estamos entusiasmados de asociarnos con CVS Health y sus médicos y ofrecer de este modo una opción adicional cómoda y confiable a nuestros trabajadores.”

La prueba de respuesta rápida con hisopo nasal es la nueva alternativa que Delta ofrece a los empleados para que se pueda establecer una mayor comprensión de la infección en toda la compañía.

“En estos momentos no es factible que todos se hagan la prueba cada vez que salen por la puerta”, añade Smith. “Es por eso que nuestra prueba de referencia es tan importante, y estamos agradecidos de tener socios que compartan nuestros valores y nuestra visión de hacer las pruebas de forma fácil y accesible a todos los empleados de Delta. Tenemos la intención de usar lo que aprendamos de esta ronda de pruebas para asegurarnos de que nuestro programa de reevaluación continúe creando confianza entre nuestra gente y los pasajeros a la hora de viajar con Delta.”

Los expertos en salud coinciden en que un enfoque estratificado que incluya pruebas, comprobación regular de los síntomas, uso de máscaras, distanciamiento e higiene personal son los mayores inhibidores para la propagación de la COVID-19.

Relacionados