British retira su ultimo A318

IAG (International Airlines Group), dentro de sus planes de reducción de flota, retiró del Servicio su último Airbus A318, que operaba con British Airways. IAG había informado ya que retrasaría las entregas de 68 aviones con entregas inicialmente programadas entre 2020 y 2022, sin especificar los modelos afectados. Esos retrasos supondrán una reducción de los gastos de capital a la mitad a finales de 2022, de 14.300 millones de euros a 7.300 millones. El grupo se ha comprometido a una financiación de flota de unos 1.500 millones de euros hasta finales de este año e, incluso tras los recortes, planea sumar 75 nuevos aviones (40 de largo alcance) hasta que acabe 2022. Tiene pedidos en total para British, Iberia, Aer Lingus y Vueling de 29 A320neo, 37 A321neo, 17 A350-900, 12 A350-1000, 18 777-9 y 10 B787-10. IAG ha informado que mantiene sus planes de devolver 20 aparatos alquilados este año y hacerlo flexiblemente con otros 96 (88 de corto y medio radio) en 2021 y 2022.

IAG ya había anunciado la retirada definitiva de los 747-400 de British y los A340-600 de Iberia. El último A318 de British es un ejemplar en régimen de propiedad de once años de edad, configurado con sólo 32 plazas de clase ejecutiva destinado a la ruta London City Airport-New York/“John F. Kennedy” -con escala técnica a la ida en Shannon (Irlanda), matriculado como G-EUNA y con número de serie 4007-, que operó su último vuelo comercial el 17 de marzo y se estacionó en Madrid/Barajas tres días más tarde. Otras medidas referentes a flota en British son la paralización de 4 A380 y hasta 6 777 y la baja anticipada de 13 y temporal de 18 aviones de fuselaje estrecho; el redimensionamiento de BA CityFlyer en London City Airport por la poca de manda de viajes de negocios; la retirada temporal de 2 de fuselaje ancho y de 17 de estrecho de Iberia; la transferencia de 2 A320-200 y 4 A321-200 de la quebrada austriaca Level Europe a Vueling; y dejar la flota de Level en 2 A330-200, retirando 5, por el cierre de la gala OpenSkies.

La irlandesa Aer Lingus ha dejado temporalmente en tierra 6 A320 y 3 A330, pero también ha retrasado las entregas de 6 A321XLR. IAG se ha comprometido a intentar evitar cualquier entrada directa de dinero estatal y ha revelado un plan para una ampliación de capital de 2.750 millones de euros a través de una emisión de acciones, para lo cual su mayor accionista (25,1 por ciento), Qatar Airways, se ha comprometido a respaldarla, pidiendo dos puestos en el Consejo de Administración, en el cual actualmente no tiene representación, pese a su elevado porcentaje. El gupo pretende que sus accionistas aprueben esta operación el 8 de septiembre de 2020. Por otro lado, los miembros de la BALPA (British Air Line Pilots’ Association) aprobaron por abrumadora mayoría un nuevo convenio colectivo con British Airways, que prevé la eliminación de 270 puestos de pilotos y recortes salariales del 20 por ciento, disminuyendo gradualmente al 8. durante dos años y luego a 0 en el futuro.

FOTO: Cabina del G-EUNA de British, dotada exclusivamente con asientos de clase ejecutiva.

Relacionados