Fracasa la subasta del viejo Hawker presidencial uruguayo

Nuevamente matriculado como aeronave comercial, la subasta del Hawker BAE 125 700A, adquirido en 2018 en condiciones poco regulares, no tuvo interesados en la compra. La adquisición de esta aeronave se licitó  en su día con exigencias curiosas (registro operativo nacional y 1.74 de altura interna, no existiendo otros jets similares en territorio uruguayo) lo que apartó a otros postulantes, llegando solamente una oferta al final del controvertido proceso de compra y ostensiblemente sobrevaluada. El reactor fue vendido-sin consenso interno- a la Fuerza Aérea de Uruguay (FAU).

No obstante haberse divulgado la subasta internacional ampliamente, no fructificó.

La base establecida fue de $350.000 por un avión que había sido pagado por el gobierno de Tabaré Vázquez en más de un millón de dólares, o sea, cotizado artificialmente a tres veces su valor. En el gobierno de José Mujica, quien también usó brevemente el jet, fue negociada tentativamente su venta en una cantidad inusual de $ 2.500.000, que la FAU pudo rechazar (habiendo sido luego obligada a ceptar propuestas improcedentes) siendo el oferente y posterior vendedor un conocido hombre de negocios con varias amistades políticas, que incluso enjuiciaba posteriormente a periodistas contrarios a esta compra.

Aunque el gobierno dijo que estaba planificando una nueva subasta sin base, algunos expertos preferirían negociar el avión con empresas especializadas, incluido el mismo fabricante, a cambio de componentes o aviones usados más pequeños ,con mejores expectativas que un remate, previsiblemente  desgastante. (Javier Bonilla)

Relacionados