Atentos a los TCP, agilidad en el embarque, …el Copac recuerda las pautas para volar con confianza

Con el reinicio de la actividad aérea a partir de julio, el Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (COPAC) recuerda a todos los usuarios del transporte aéreo una serie de consejos para colaborar en el desarrollo de las operaciones y disfrutar de su vuelo en estas circunstancias especiales derivadas de la COVID-19.

Antes de viajar, el COPAC recomienda informarse de las medidas sanitarias de la aerolínea con la que se vaya a volar, todas ellas orientadas a ofrecer las máximas garantías higiénicas a bordo, y revisar concretamente la política de equipaje de mano, por si hubiera alguna restricción.

En el aeropuerto, será preciso mantener la distancia de seguridad y llevar a cabo las medidas de higiene básicas, como el uso permanente de la mascarilla, no tocar superficies o evitar el contacto de la cara con las manos. También se deberá acudir con tiempo suficiente para que las medidas adicionales que impone la situación sanitaria se lleven a cabo sin prisas.

Una vez en el avión, el COPAC recuerda que los pasajeros deben permanecer atentos a las indicaciones de la tripulación para evitar aglomeraciones, así como tomar asiento de forma ágil, evitar desplazamientos innecesarios en el avión y no tocar las pertenencias de otros pasajeros. La mascarilla deberá utilizarse durante todo el vuelo en beneficio de todos los pasajeros y tanto en el embarque como en el desembarque se deberá respetar la distancia y colaborar, ya que ambos procesos pueden requerir más tiempo del habitual.

Por último, el COPAC apela a la responsabilidad personal, de forma que si antes de volar existen síntomas relacionados con la COVID-19, no se acuda al aeropuerto ni se realice el vuelo.

El Colegio Oficial de Pilotos recuerda que el trabajo de toda la tripulación es garantizar la seguridad del vuelo y de todos los pasajeros, para que volar sea, como siempre, una experiencia fascinante.

El COPAC traslada a los pasajeros el firme compromiso de los pilotos en la gestión segura y eficiente de las operaciones aéreas, así como el cumplimiento de su código deontológico en la toma de decisiones en favor de los usuarios del transporte aéreo.

Relacionados