Delta bloqueará la selección de los asientos centrales en cabina

Hasta el 30 de septiembre, Delta continuará bloqueando la selección de los asientos centrales y cubriendo los asientos de cada cabina. Hasta ese día, la compañía asegurará más espacio para los clientes en todos los aviones al limitar los asientos al 50% en Primera Clase; 60% en la Cabina Principal, Delta Comfort+ y Delta Premium Select; y 75% en Delta One para reducir el número total de pasajeros a bordo. Todos los asientos del medio seguirán mostrándose como no disponibles o no asignables cuando se seleccionen los asientos a través de la aplicación Fly Delta o en línea. También se seguirá bloqueando la selección de algunos asientos de pasillo en aviones con configuraciones de asientos 2×2.

A partir del 10 de junio, se reanudarán las actualizaciones automáticas y avanzadas de Medallion a Delta One (nacional de EE. UU.), First Class y Delta Comfort+, que anteriormente se gestionaban en la puerta, sujeto a disponibilidad y según lo permitido por los asientos.

En las rutas en las que la creciente demanda de los clientes hace que la carga de vuelos se acerque más a los límites, buscarán opciones para aumentar el tamaño a un tipo de avión más grande o añadir más vuelos.

Como han venido haciendo durante la pandemia del COVID-19, seguirán evaluando prácticas para asegurar las necesidades de los clientes, desde la facturación hasta la recogida del equipaje, la compañía está ofreciendo medidas que incluyen: exigir a los clientes y empleados que lleven cubiertas sus caras (nariz y boca) durante todo el viaje para asegurar una capa extra de protección; instalar protectores de plexiglás en todos los mostradores de facturación, en los clubes Delta Sky y en los mostradores de las puertas de embarque de todo el mundo; añadir marcadores de distancia física en los vestíbulos de facturación y en la puerta de embarque para animar a los clientes a mantenerse alejados entre ellos; limpieza de vestíbulos de facturación, quioscos de autoservicio, mostradores de puertas y reclamaciones de equipaje muchas veces durante el día.

Y para el verano, usarán pulverización electrostática en todos los aeropuertos en los que la aerolínea preste servicio en los EE. UU.; utilizar sistemas de circulación de aire de última generación con filtros HEPA de grado industrial; abordar todos los vuelos de atrás hacia adelante, reduciendo los casos de clientes que pasan de uno a otro para llegar a sus asientos; racionalizar el servicio de alimentos y bebidas a bordo en todos los vuelos y alentar a los clientes a que empaqueten sus propios alimentos y bebidas no alcohólicas para reducir los puntos de contacto físico; proporcionar suministros directamente a los clientes cuando estén disponibles, incluyendo desinfectantes para las manos, kits de cuidado y otros equipos de protección para minimizar la propagación del virus.

La compañía extiende la exención de la tarifa de cambio para los nuevos vuelos comprados hasta el 30 de junio, ofreciendo a sus clientes la opción de cambiar sus planes sin una tarifa durante un año a partir de la fecha de compra, esta exención también se aplica a los billetes con millas y a las tasas de re-depósito.

Relacionados