Latam Brasil recibe una inyección de fondos estatales y de sus accionistas

El apoyo del BNDES (Banco Nacional de Desarrollo) a la industria de las aerolíneas, que estaba programado para abril, debería ser posible en la primera semana de julio. Según el CEO de Latam Brasil, Jerome Cadier, lo que debería desbloquear la operación para la compañía es la contribución de los accionistas de aproximadamente  900 millones de dólares, que se está negociando junto con la solicitud del grupo de recuperación judicial. Se espera que la asistencia de los bancos privados y el BNDES a varias líneas aéreas sume 6 mil millones de reales y tiene como objetivo beneficiar principalmente a Latam, Gol y Azul.

«Al BNDES le preocupa que el mercado también valide el plan de negocios de la compañía, ya que no es solo el gobierno el que invierte dinero, como ha estado sucediendo en algunos países. En este momento, Latam puede abordar exactamente este problema, ya que tenemos US$ 900 millones para todo el grupo, lo  que fluirá del mercado para financiar a la compañía además del aporte de los gobiernos», explicó Cadier.

En marzo, Latam negoció una licencia sin goce de sueldo hasta finales de junio con los sindicatos, con el compromiso de no hacer ningún despido hasta esta fecha. Sin embargo, la próxima semana, la compañía debe reunirse nuevamente con los sindicatos para evaluar el escenario a partir de julio. «Es importante comprender que la caída de la demanda es tan brutal que se hace muy difícil mantener la misma estructura para operar de manera competitiva en un mercado 40% o 50% más pequeño. Por lo tanto, será necesario algún ajuste. Solo estamos buscando la mejor manera de hacerlo junto con el sindicato «, dijo el CEO.

Simultáneamente, se cancelan órdenes por aeronaves Airbus 350 y se devuelven algunas unidades de la familia A-320, manteniéndose ,y con buena actividad, aeronaves cargueras. (Javier Bonilla, corresponsal del Grupo Edefa en Brasil)

Relacionados