Elbit Systems muestra con éxito una novedosa solución para la extinción de incendios que emplea tecnología militar

Elbit Systems completó con éxito una demostración de su sistema patentado Hydrop, una solución innovadora que permite la extinción de incendios con medios aéreos  a elevada altitud y con gran precisión, gracias al empleo de recursos propios de la aviación de combate. La demostración tuvo lugar como parte de un ejercicio dirigido por la Autoridad de Bomberos y Rescate de Israel.

Durante el ejercicio, se ordenó a dos aviones Air Tractor del Escuadrón de Extinción de Incendios de Israel que apagaran un campo en llamas, desde una altura de hasta 500 pies, más de cuatro veces la altitud promedio de una salida aérea estándar de extinción de incendios. Usando el sistema HyDrop, cada avión lanzó 1,6 toneladas de gránulos líquidos de 140 gramos en una trayectoria calculada, logrando un golpe preciso con una saturación de 1-2 litros por 1 metro cuadrado.

Desde 1953, la lucha contra incendios aéreos se ha llevado a cabo utilizando métodos de caída en cascada líquida que requieren que se realicen salidas a una altitud de 100-120 pies para reducir la pérdida de líquido causada por el efecto de aerosol.  Estos vuelos de baja altitud están restringidos al día por problemas de seguridad y regulaciones de aviación civil. La experiencia muestra claramente que restringir la lucha contra incendios aéreos al día degrada severamente su contribución operativa. Para abordar esta necesidad, Elbit Systems desarrolló el sistema Hydrop que permite un lanzamiento computarizado de alta precisión de gránulos líquidos biodegradables de 500-2.000 pies, altitudes que son seguras y certificadas para el vuelo nocturno por la organización internacional de Aviación Civil.

El sistema Hydrop, configurable en helicópteros o aeronaves de ala fija, integra aviónica de aviones de combate, sistema de mando y control (C2) y sistemas de visualización avanzados, en tanto las pastillas de líquido se almacenan en un dispensador aerotransportado especialmente diseñado.

La unidad C2 dirige la aeronave hasta el punto de caída, mientras que la computadora balística produce una trayectoria de lanzamiento precisa, teniendo en cuenta la velocidad de la aeronave, la altitud, la ubicación del GPS, las condiciones del viento y el peso y la forma de los gránulos líquidos. Además de levantar la restricción en la lucha contra incendios aéreos nocturnos, este sistema de gran altitud mejora la seguridad de los pilotos y aumenta la efectividad de la lucha contra incendios aéreos, durante el día y la noche, al eliminar la pérdida de líquido causada por el efecto de aerosol.

El sistema Hydrop incluye una máquina de fabricación de pellets (estática o móvil). Alojada en un contenedor estándar de 20 pulgadas, la máquina de fabricación puede producir hasta 10 toneladas de pellets por hora. Se ha demostrado que los gránulos biodegradables que se pueden llenar con agua, espuma o ignífugos no tienen residuos dañinos y es segura para los efectivos en el  tierra.

Relacionados