Airbus realizó el primer despegue basado en visión totalmente automático

Airbus realizó con éxito el primer despegue totalmente automático basado en la visión utilizando un avión A350 en el aeropuerto de Toulouse/Blagnac. La tripulación de pruebas, compuesta por dos pilotos, dos ingenieros de ensayos y uno de vuelo llevó a cabo ocho despegues durante un período de 4,5 h. “Mientras completamos la alineación en la pista, esperando la autorización del control de tráfico aéreo, conectamos el piloto automático ”, dijo el comandante Yann Beaufils. “Movimos las palancas del acelerador a la posición de despegue y monitorizamos la aeronave. Comenzó a moverse y acelerar automáticamente manteniendo la línea central de la pista a la velocidad de rotación exacta que se ingresó en el sistema. El morro de la aeronave comenzó a levantarse automáticamente para tomar punto esperado y unos segundos más tarde estábamos en el aire».

En lugar de confiar en un sistema de aterrizaje por instrumentos ILS (Instrument Landing System), la tecnología de equipos terrestres existente utilizada por aviones de pasajeros en servicio en aeropuertos de todo el mundo donde está presente, este despegue automático fue habilitado mediante reconocimiento de imágenes instalada directamente en el avión. El despegue automático es un hito importante en el proyecto de rodaje, despegue y aterrizaje autónomo ATTOL (Autonomous Taxi, Take-Off & Landing) de Airbus. Lanzado en junio de 2018, es uno de los demostradores tecnológicos de vuelo que Airbus está probando para comprender el impacto de la autonomía en las aeronaves. Los próximos pasos en el proyecto verán secuencias automáticas de aterrizaje y rodaje basadas en visión, a mediados de este año.

La misión de Airbus no es avanzar con la autonomía como un objetivo en sí mismo, sino explorar sus tecnologías junto con otras innovaciones en áreas como materiales, electrificación y conectividad. Al hacerlo, Airbus puede analizar el potencial de estas tecnologías para abordar los desafíos industriales clave del mañana, incluida la mejora de la gestión del tráfico aéreo, abordar la escasez de pilotos y mejorar las operaciones futuras. Al mismo tiempo, está aprovechando estas oportunidades para mejorar aún más la seguridad, al tiempo que garantiza que se mantengan los niveles sin precedentes de la actualidad. Para que las tecnologías autónomas mejoren las operaciones de vuelo y el rendimiento general de la aeronave, los pilotos permanecerán en el corazón de las operaciones. Las tecnologías autónomas son fundamentales para apoyarles pilotos, lo que les permite centrarse menos en la operación de aeronaves y más en la toma de decisiones estratégicas y la gestión de la misión.

Fotografía: Airbus demuestra el primer despegue basado en visión totalmente automático.

El A350 que sire de banco de ensayos para despegues basados en visión totalmente automáticos.

 

Relacionados