Aerotec sucribe acuerdo con Ellas Vuelan Alto y beca a dos alumnas dentro de su Programa de Ayudas a la Formación

Gema Martín del Burgo, Directora de Proyectos de la asociación Ellas Vuelan Alto. y el presidente de Aerotec, Tomás Marqués, firmaron el acuerdo de colaboración por el que la citada escuela, dentro de su Programa  de Ayudas a la Formación, ha becado a dos alumnas, con escasos recursos económicas, cuya selección ha corrido a cargo de Ellas Vuelan Alto. El importe de cada beca es superior a los 80.000 euros – coste medio del curso de Piloto de Transporte de Línea Aérea -PTLA-.  Es la primera vez que se lleva a cabo una iniciativa de este tipo en nuestro país, dónde sólo hay un 4 por ciento de mujeres piloto de compañía. Frente a esta estadística, Aerotec tiene un 20 por ciento de alumnas que cursan sus estudios para hacerse pilotos.

Durante el acto de la firma, celebrado en las instalaciones de la Escuela de Pilotos en Cuatro Vientos, Gema Martín del Burgo manifestó que: “para EVA este acuerdo de colaboración supone una oportunidad para acabar con la brecha de género en un sector tan apasionante como el de pilotos de avión. Agradecemos a nuestro socio, Aerotec, que haya confiado en el criterio de Ellas Vuelan Alto para realizar la primera selección de sus futuras pilotos. Desde la asociación siempre apoyaremos iniciativas de este tipo que tengan como objetivo reducir la brecha de género y dar oportunidades a personas que por razones económicas no pueden realizar sus sueños. Somos conscientes que la profesión de piloto es totalmente vocacional, y la económica o la de género, nunca debería ser una barrera para poder acceder”.

Por su parte Tomás Marqués, insistió en la necesidad de crear líneas de ayudas financieras para facilitar el acceso a la profesión de los auténticos pilotos vocacionales. Marqués resaltó el compromiso de la Escuela con la lucha contra la brecha de género, “En Aerotec, donde actualmente más de un 20% de nuestros alumnos son mujeres, creemos que hay que fomentar la incorporación de mujeres a la profesión. Por eso colaboramos en esta iniciativa con Ellas Vuelan Alto, y apoyamos sus objetivos desde el inicio de su creación. Esta iniciativa demuestra nuestro doble compromiso por posibilitar el acceso a esta formación de alumnos con menos recursos económicos, y a las mujeres en esta situación.”

Las dos alumnas seleccionadas por la asocación agradecieron a la escuela y a la asociación esta oportunidad única, además de incidir en la necesidad de que se produzcan más iniciativas de este tipo para ayudar a las personas sin posibilidades económicas, pero con el sueño de convertirse en pilotos, a poder desarrollar su auténtica vocación.

Una de ellas explicó: “Me parece increíble que alguien, en este caso la escuela de pilotos Aerotec, ponga su tiempo y sobre todo dinero en gente joven que tenemos ganas de aprender, por lo que ahora queda la parte más difícil, dedicarle tiempo y esfuerzo para ser no solo buenos pilotos sino también instructores y demostrarles que hicieron bien en elegirnos. En mi caso, varias veces se me han cerrado puertas a través de bancos, por lo que saber que existía esta ayuda ya me parecía casi un milagro, mucho más aún que me hayan escogido.”

También demandó la necesidad de que existan más ayudas estatales a este tipo de formación: “Las ayudas estatales para esta formación son inexistentes puesto que es el ministerio de Fomento quien legisla sobre las licencias de pilotos y no el de Educación”, nos explicó. “Creo necesario que desde las instituciones públicas se tenga en cuenta que esto no deja de ser una formación, que debiera tener unas ayudas o becas proporcionales a las capacidades económicas del alumno solicitante. En cuanto a otras escuelas o compañías aéreas, por supuesto que toda ayuda es bienvenida, pero pienso que el primer actor que debe dar un paso adelante en esto es la administración pública”, declaró la joven estudiante.

Por su parte, la segunda alumna becada también valoró de forma muy positiva el programa de Ayudas a la Formación: “Para mí  ha sido la oportunidad de mi vida. Gracias a ella actualmente estoy estudiando lo que me gusta, estoy aprendiendo mucho y voy a poder dedicarme a lo que quiero en un futuro. Cosa que seguramente no hubiera podido hacer sin su ayuda”, a lo que añadió:” Considero que hoy en día  no existen muchos caminos, ni económicos, ni informativos, para la gente joven en relación a esta profesión. Pero que poco a poco con oportunidades cómo está y un poco de ayuda de otras asociaciones, escuelas y aerolíneas esto podría cambiar.  Por último, decir que me encantaría que en un futuro los chicos y las chicas como yo tuvieran más facilidades para acceder a esta carrera, ya que poder dedicarte a lo que de verdad te gusta y quieres, te acerca un poco más a ser feliz y querer aprender cada día algo más en tu trabajo, creciendo a nivel personal y profesional“.

Relacionados