Alitalia se queda de nuevo sin comprador

Alitalia una vez más se ha quedado sin comprador, entrando en riesgo de liquidación, que sin lugar a duras evitará el Gobierno italiano. Roma sondeó opciones entre empresas nacionales y de transporte, llegando a la conclusión que no hay solución en el mercado, por lo que inició la búsqueda de alternativas para la aerolínea, que se encuentra en concurso de acreedores desde mayo de 2017. «Estamos estudiando alternativas», dijo el primer ministro, Giuseppe Conte, antes de reconocer que la venta a un inversor habría sido la mejor opción. El ministro de Desarrollo Económico, Stefano Patuanelli, aseguró en una comparecencia en el Senado que ya no habrá más prórrogas para la empresa. «Ya no existe» un consorcio interesado por la aerolínea, de modo que no se puede detener otra vez, como ya ha ocurrido en siete ocasiones, el proceso concursal. Ha llegado el momento de tomar decisiones difíciles», señaló el viceministro de Desarrollo Económico, Stefano Buffagni.

Atlantia (anteriormente Autostrade, una empresa italiana que construye y gestiona la mayor parte de las autopistas del país y es la primera empresa en este sector en Europa, siendo privatizada en 1999 y que ahora forma parte del grupo italiano Benetton), era la que parecía con más posibilidades de ir adelante, pero comunicó que no se daban las condiciones para su entrada en el consorcio comprador, lo que dejaba a la estadounidense Delta Air Lines como el único interesado, aunque solo por el 10 por ciento. Lufthansa había puesto como condición un recorte de 5.000 de los 11.000 puestos de trabajo y el grupo ferroviario Ferrovie dello Stato, de capital público, también renunció a formular una oferta de compra siendo algunas de las empresas a las que se planteó la operación.

Fotografía: Boeing 777 de Alitalia (foto Antonio Camarasa).

Relacionados