Se lanzó el ATR 42-600S de despeguie y aterrizaje cortos

El consejo de administración de ATR, el fabricante número uno mundial de aviones comerciales turbohélices, confirmó la autorización para el lanzamiento de la versión ATR 42-600S (STOL o Short Take-off and Landing) de despegue y aterrizaje cortos, que podrá operar en pistas de 800 m. con 40 pasajeros en condiciones estándar (15°C, al nivel del mar, pavimentada y seca y ara una ruta de 200 millas náuticas), lo que hace que sea el avión con mejores prestaciones en este segmento. Hasta el momento se registran 20 compromisos de compra de operadores y arrendadores para esta variante, incluyendo Elix Aviation Capital y Air Tahiti, que son los clientes de lanzamiento en esas dos modalidades, tal como se anunció en el Salón Internacional de la Aeronáutica y del Espacio de Le Bourget (París) de junio de este año.

Se añadirá así a la familia de aparatos en producción, los ATR 42-600 y ATR 72-600, y el futuro ATR 72-600F carguero. La certificación de esta aeronave de 50 asientos se espera en la segunda mitad de 2022, comenzando las entregas inmediatamente después, pudiendo llegar a 500 aeropuertos adicionales a los de las versiones básicas con pistas de 800-1.000 m., atendiendo a comunidades más remotas. Las principal modificación que requerirá se refiere a un timón más grande, que incrementará el control a velocidades más bajas. Empleará los mismos motores que los ATR 42 y 72, pero permitiendo a los elegir entre el “rating” de aquellos, lo que significa que puede emplear una potencia mayor para operaciones STOL u operar más eficientemente con menos en pistas más largos.

Será capaz de desplegar sus “spoilers” simétricamente para optimizar la eficacia de la frenada en los aterrizajes. Dispondrá, igualmente, un sistemas de «autobrake”, que asegurará la plena potencia de frenos inmediatamente en el momento de la toma. Con esta nueva versión, las previsiones de Mercado de ATR se expanden un 25 por ciento, tomando en consideración el mercado de aviones STOL en el segmento de 30-plazas, en el que hay un gran interés de las aerolíneas de un aparato de medio centenar de asientos que pueda operar en condiciones más restrictivas. Los ATR 42 y 72 son los aviones comerciales más vendidos en la categoría de hasta 90 asientos. El fabricante franco-italiano (es una sociedad al 50 por ciento entre Airbus y Leonardo con sede en la localidad francesa de Toulouse) tuvo en 2018 una cifra de negocios de 1.800 millones de dólares y cuenta con 1.400 empleados, contando con unas 200 aerolíneas usuarias de un centenar de países de todo el mundo.

Fotografía: El ATR 42-600S podrá operar en pistas de 800 m.

Relacionados