Fusión de South African Airways, Mango y SA Express

La fusión de South African Airways, Mango y SA Express parece inminente. El 11 de septiembre, el Ministerio de Empresas Públicas de Sudáfrica anunció que había completado un estudio al respecto de esas aerolíneas estatales, reduciendo costos. ‘Por el momento, el plan de consolidación se presenta en el polo económico y se presentará al Gabinete para su decisión. Entonces podemos decidir cuánta financiación adicional necesitará la aerolínea, dependiendo de cómo se realice la consolidación·, según dijo Edwin Besa, alto funcionario del Ministerio, ante la Comisión de Empresas Públicas. Si la fusión toma forma, el Gobierno espera establecer una sociedad que pueda volver a tener un buen desempeño, a diferencia del malo financiero actual de South African Airways y SA Express.

Con casi 50 aviones, South African tiene una de las flotas más grandes del Continente, pero se está desmoronando bajo una enorme deuda que ha llevado a una reducción drástica de su red. Debe su supervivencia solo al rescate de sus arcas por parte del Estado. La compañía registró una pérdida récord de 398 millones de dólares en el ejercicio fiscal 2017-18. Como una señal más visible de su inestabilidad, una decena de directores gerentes interinos y permanentes se han sucedido al frente de la compañía durante el último decenio. SA Express también conoce problemas reales de flujo de caja y en mayo de 2018 la autoridad aeronáutica le retiró su licencia de operación durante un par de meses e inmovilizó varios de sus aviones. Tenía graves problemas de liquidez y explotación y tuvo que ser rescatada por el Gobierno. Solo Mango, la subsidiaria de bajos costes de South African Airways, sigue siendo rentable.

Fotografía: Boeing 737 de Mango.

Relacionados