Iberia suspende temporalmente la negociación del Convenio Colectivo de Tierra por la sucesión de huelgas

La dirección de Iberia trasladaba ayer en la mesa de negociación a los representantes de los trabajadores que suspende temporalmente la negociación del XXI Convenio Colectivo de Tierra por la sucesión de huelgas que se han producido en las últimas semanas en los aeropuertos de Barcelona, Bilbao y Madrid y la convocatoria de nuevos paros en Málaga y Bilbao. El Comité de Barcelona votaba esa misma mañana convocar nuevas huelgas en el aeropuerto de El Prat en las próximas semanas.

Durante todo el verano, y a pesar de los continuos días de huelga convocados, la empresa informa que ha seguido negociando con el único objetivo de cerrar un acuerdo que permita mejorar las condiciones de todos los trabajadores y dar estabilidad y futuro a los negocios de Servicios Aeroportuarios y de Mantenimiento. Tras las recientes convocatorias de huelga y la convocatoria de nuevos paros, la compañía considera que no puede continuar negociando un convenio colectivo bajo el principio de buena fe, sometida al chantaje permanente de huelgas que lesionan los intereses de las aerolíneas a las que atienden los Servicios Aeroportuarios de Iberia, y afectan a sus clientes.

Durante la negociación del XXI Convenio Colectivo de Tierra, suspendida ahora temporalmente por la sucesión de huelgas que pretenden obtener soluciones particulares al margen de la negociación global para todo el colectivo de los trabajadores de tierra, la compañía había puesto en la mesa una batería de propuestas que hace de este Convenio uno de los mejores de la historia para sus empleados.

Iberia ha realizado una propuesta salarial a los representantes de los trabajadores, igual a la tabla salarial firmada en el convenio con los Pilotos:

Para el 2018: un 2,5% consolidado y 1% no consolidado.

Para el 2019: 2% consolidado y 1,5% no consolidado.

Para los años 2020 y 2021, una subida salarial ligada al EBIT/Ingresos.

Sumado a ello se ha ofrecido una subida salarial ligada a productividad del 1,43%.

Los deslizamientos por subida salarial ligados a cambios de nivel en la escala salarial y cumplimiento de trienios suponen además un 1,3% anual de media.  Adicionalmente, la compañía ha ofrecido un sistema de retribución flexible, sistema que permite al empleado ver incrementado su sueldo neto a través de productos como tarjeta de transporte, tarjeta de comida, guardería, etc. Asimismo, la empresa ha ofrecido, entre otras cosas, mejoras en los beneficios sociales de billetes, en las mismas condiciones que para el colectivo de Pilotos.

Durante la negociación, que se inició en septiembre de 2018, Iberia se ha mostrado además dispuesta a aplicar la retroactividad de dichas condiciones una vez se firmara el XXI Convenio Colectivo de Tierra, pese a que no tiene la obligación legal de hacerlo. Adicionalmente se ha convocado la Comisión de Empleo en 6 ocasiones para estudiar y analizar las posibles transformaciones de contratos.

Por todo ello, con una propuesta de convenio colectivo muy por encima del convenio del sector del Handling recientemente firmado en España, no se entiende la sucesión de huelgas de este verano que, desgraciadamente, no permite continuar la negociación del Convenio en un clima de buena fe y entendimiento.

Relacionados