ITP Aero alcanza una facturación de 880 millones de euros y un EBIT de 79

En 2018, ITP ha registrado un crecimiento sólido sobre todo impulsado por los programas de aviación comercial, en línea con los objetivos fijados en el actual Plan Estratégico ITP 2020. El área de aviación comercial continúa creciendo de forma significativa debido al aumento de la producción en los programas de Rolls-Royce y Pratt & Whitney. Para apoyar este crecimiento, la plantilla se ha incrementado en un 5%, hasta alcanzar los 3.812 empleados a diciembre  2018, la mayoría de las nuevas incorporaciones se produjeron en las plantas de Zamudio y Querétaro (México).

 

La empresa ha registrado una facturación de 880 millones de euros, un aumento del 6% con respecto a 2017. Por áreas de negocio, Civil sigue creciendo y alcanza el 67% de las ventas, Defensa el 18% y Soporte en Servicio el 15%. El crecimiento se ha registrado a pesar de los problemas en servicio del motor Trent 1000 y del coste derivado de la participación de ITP Aero como RRSP (socio a riesgo y beneficio del programa).

 

Se ha registrado un EBIT de 79 millones de euros, un incremento del 4% sobre las cifras de 2017, impulsado por un mejor resultado de Civil. El beneficio después de impuestos ha alcanzado los 69 millones de euros. 

 

Las tendencias a largo plazo que impulsan el crecimiento de la aviación comercial siguen siendo sólidas, con una fuerte previsión de demanda de motores aeronáuticos para aviones de doble pasillo y pasillo único y un mayor enfoque en aviones nuevos y eficientes. Esta tendencia de mercado, junto a la participación en los nuevos motores que han entrado en servicio, proporciona una base sólida para el crecimiento del área de aviación comercial de la compañía.

En el 2018, los hitos más importantes en el segmento Civil de ITP Aero incluyeron la entrega de la unidad número 600 de la turbina de baja presión del Trent XWB-84 (A350-900); la entrada en servicio de los aviones A330neo y A350-1000, ambos propulsados exclusivamente por motores Rolls-Royce (Trent 7000 y Trent XWB-97). También ha entrado en servicio el avión de negocios Gulfstream 500 propulsado por el motor PW814, en ambos, la compañía es un RRSP.

 

En Defensa, sigue desarrollando sus principales programas TP400, EJ200 y MTR390-E. Cabe destacar que entregó el último motor EJ200 al Ejército del Aire español, continuando la producción del motor para otras naciones. Los ingresos del segmento de Defensa, en consecuencia, disminuyeron ligeramente en comparación con 2017, debido principalmente al descenso de la producción de motores EJ200.

 

En el área de Soporte en Servicio, el negocio se mantuvo estable en comparación con 2017. Durante el año, realizó servicios de mantenimiento a más de 575 motores y módulos. 

 

El aumento de la producción en relación con los programas de Rolls-Royce y Pratt & Whitney, se ha visto respaldado por un incremento de capacidad. Además, durante 2018 la compañía siguió avanzando en sus planes de inversión, con la expansión de sus plantas de producción en España y México para apoyar el desarrollo de nuevos productos. Las medidas adoptadas para mejorar la eficiencia de los costes de fabricación han dado resultados positivos, especialmente en los programas de motores civiles.

 

Además, ha avanzado significativamente en su Plan Industrial incluido en el Plan Estratégico ITP 2020, con una inversión de 14 millones de euros (2018-2021) en su nueva instalación de Derio, centrada en el diseño y fabricación de Externals. Además, la nueva planta de fundidos de Sestao ya se encuentra totalmente operativa. 

 

Por último, el plan de Investigación y Tecnología sigue dando pasos importantes, entre los que destacan el desarrollo de la tecnología para la turbina de presión intermedia del motor UltraFan de Rolls-Royce y los proyectos en marcha en el CFAA (Centro de Fabricación Avanzada Aeronáutica), con un gran número de programas en desarrollo.

Fotografía: ITP Aero Zamudio.

·Carlos Alzola Dir General ITP Aero.

·Carlos Alzola Dir General ITP Aero.

Relacionados