Brasil acelera la privatización de sus aeropuertos, el fin de Infraero

Con las tres próximas rondas de concesión de aeropuertos previstas, todas las terminales del país estarán bajo control de la iniciativa privada y la Empresa Brasileña de Infraestructura Aeroportuaria (Infraero) será extinguida. Todo el proceso debe estar consolidado en cuatro años, según el director del Departamento de Políticas Regulatorias de la Secretaría Nacional de Aviación Civil (SAC), Ronei Saggioro Glanzmann.

El presidente de la Comisión Nacional de Aviación Civil (ANAC), Ricardo Sérgio Maia Bezerra, y el director general del Departamento de Control del Espacio Aéreo (Decea), teniente-brigadier del aire Jeferson Domingues de Freitas, y el director de la Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC), Ricardo Sérgio Maia Bezerra, . En el caso de que el Gobierno de Espírito Santo haya retirado la acción civil pública contra la subasta en bloque del aeropuerto de Vitória con el de Macaé, en el norte del estado de Río de Janeiro, en la cuenca petrolera, y uno de los más concurridos en materia de helicópteros, según Glanzmann, el proceso de la quinta ronda queda sensiblemente facilitado.

Los llamados de la quinta ronda fueron lanzados a finales de noviembre para licitar a 12 aeropuertos, divididos en tres bloques. Juntos, estas terminales reciben 19,6 millones de pasajeros al año, lo que equivale al 9,5% del mercado nacional de aviación: Se trata de los aeropuertos de Recife (Pernambuco), Maceió (Alagoas), Aracaju (Sergipe), João Pessoa (Paraíba), Juazeiro do Norte (Ceará) y Campina Grande (Paraíba); Cuiabá, Rondonópolis, Alta Floresta e Sinop (Mato Grosso); y Vitória (Espirito Santo) y Macaé (Río de Janeiro).

Según el director de políticas regulatorias de la Secretaría Nacional de Aviación Civil, tras esta ronda, prevista para  el 15 de marzo, Infraero permanece operando aún 44 aeropuertos y ya se anunció la sexta ronda de concesiones, que habrá abierto el llamamiento a los estudios de viabilidad poco después de la subasta de marzo.

Se trata de unos 20 aeropuertos, divididos en tres bloques, liderados por Goiânia, Manaus y Curitiba, a ser seguidos por otro con otros tres bloques, con más de 20 aeropuertos. Uno de ellos encabezado por Belém, otro por Santos Dumont (codiciado aeropuerto urbano de Río), y el otro liderado por Congonhas [central nacional de São Paulo]. Estudios existentes recomiendan casi 3 mil millones en inversiones para esos 44 aeropuertos aún no licitados a lo largo de 30 años de explotación.

Finalizadas las rondas de concesiones de los aeropuertos, debe iniciarse la extinción gradual de Infraero. Gran parte de sus empleados serán transferidos a la nueva estatal NAV Brasil Servicios de Navegación Aérea S.A., creada en los últimos días del gobierno de Michel Temer. Cabe acotar que, además de los aeropuertos nacionales y algunos pocos que fueron privados desde hace tiempo (Cabo Frío ,en Rio de Janeiro, Bonito ,en Mato Grosso do Sul,etc.) muchos estados administran aeroestaciones, algunas, de respetable movimiento. (Javier Bonilla, corresponsal de Grupo Edefa en Brasil)

Relacionados