Boeing presenta sus resultados del 2018 y la previsión de resultados de 2019

Boeing ha reportado ingresos de 28.300 millones de dólares en el cuarto trimestre de 2018, con un beneficio por acción según PCGA de 5,93 dólares y un beneficio por acción recurrente (no-PCGA) de 5,48 dólares; todas las cifras han batido los récords de la compañía. Estos resultados reflejan un récord en entregas comerciales, un mayor volumen en defensa y servicios y un sólido desempeño que han superado los impactos fiscales favorables registrados en el cuarto trimestre de 2017 (Cuadro 1). Boeing ha generado un flujo de caja operativo de 2.900 millones de dólares, ha recomprado 1,6 millones de acciones por 600 millones de dólares, ha repartido 1.000 millones de dólares en dividendos y ha completado la adquisición de KLX.

Los ingresos han alcanzado el récord de 101.100 millones de dólares en el ejercicio completo, lo que refleja el aumento de entregas de aviones comerciales y el incremento de los volúmenes en toda la compañía. Los récords de beneficio por acción según PCGA de 17,85 dólares y de beneficio por acción recurrente (no-PCGA) de 16,01 dólares estuvieron impulsados por el mayor volumen, la mejora del mix y una sólida ejecución.

«A lo largo y ancho de la compañía nuestros equipos han logrado un fuerte desempeño operativo y centrarse en el cliente, consiguiendo niveles récord de ingresos, beneficios y flujo de caja, y ampliando aún más nuestro liderazgo en el sector aeroespacial en 2018», afirmó Dennis Muilenburg, Presidente del Consejo de Administración, Presidente Ejecutivo y Consejero Delegado de Boeing. «Nuestro desempeño operativo ha propiciado una plataforma sólida para aumentar la inversión en nuevos negocios de crecimiento, en innovación y en futuros programas de franquicia, al igual que en nuestros empleados y en tecnologías habilitadoras. En los últimos 5 años hemos invertido casi 35.000 millones de dólares en áreas estratégicas clave para nuestro negocio, y todo a la vez que aumentaba la rentabilidad para nuestros accionistas».

El flujo de caja operativo fue de 2.900 millones de dólares en el trimestre y de 15.300 millones en el ejercicio completo, lo que refleja el mayor ritmo previsto de producción de aviones comerciales y el fuerte desempeño operativo, al igual que el calendario de cobros y pagos. En el trimestre, la compañía recompró 1,6 millones de acciones por 600 millones de dólares, repartió 1.000 millones de dólares en dividendos y completó la adquisición de KLX. En el ejercicio completo, la compañía recompró 26,1 millones de acciones por importe de 9.000 millones de dólares y repartió 3.900 millones de dólares en dividendos. A la vista de la fuerte generación de caja y la confianza en las previsiones de la compañía, en diciembre el Consejo de Administración elevó el dividendo trimestral por acción en un 20 por ciento, y sustituyó el programa de recompra de acciones existente por una nueva autorización de 20.000 millones de dólares.

El saldo de tesorería e inversiones en instrumentos negociables asciende a 8.600 millones de dólares, frente a los 10.000 millones de dólares registrados a comienzos del trimestre. El endeudamiento se eleva a 13.800 millones de dólares, habiéndose aumentado desde 11.900 millones de dólares al principio del trimestre, principalmente por las nuevas emisiones de deuda tras la compra de KLX.

La cartera total de pedidos de la compañía se ha mantenido prácticamente sin cambios en 490.000 millones de dólares, e incluye 27.000 millones de dólares de contratación nueva.

Commercial Airplanes

Los ingresos de la división de Commercial Airplanes en el cuarto trimestre se elevaron a 17.300 millones de dólares por el incremento de las entregas y el mix favorable. El margen operativo aumentó hasta el 15,6% en el cuarto trimestre como resultado del mayor volumen del 737 y del fuerte desempeño operativo en los programas de producción, incluido un mayor margen en el 787.

Durante el trimestre, Commercial Airplanes entregó 238 aviones, incluida la entrega del 787 Dreamliner número 787 y del primer 737 MAX Boeing Business Jet. El programa 737 entregó 111 aviones MAX en el cuarto trimestre, incluida la primera entrega de un MAX procedente del Centro de Acabado en China; entregó 256 aviones MAX en 2018. Se completó la célula del primer avión 777X de pruebas y se procedió a su electrificación; el programa sigue bien encaminado para realizar las pruebas de vuelo este año y la primera entrega en 2020. La división Commercial Airplanes registró 262 pedidos netos en el trimestre, por un valor de 16.000 millones de dólares. Se mantiene una cartera de pedidos robusta, con casi 5.900 aviones valorados en 412.000 millones de dólares.

 

Relacionados