Se estrelló en Sudáfrica un Convair CV-340

El 10 de julio se estrelló un Convair CV340 construido en 1954 (con número de constructor 215 y matriculado como ZS-BRV) del parque temático de aviación holandés Aviodrome, falleciendo uno de los veinte ocupantes y otra persona en tierra a 6 km. del aeropuerto de Pretoria/Wonderboom en su país y al que se aproximaba, de donde había despegado para un vuelo local de pruebas. En el despegue se vio humo saliendo de uno de los motores y algunos testigos también informaron de haber observado llamas. El piloto hizo un circuito a la derecha a baja altura para un aterrizaje de emergencia en la pista 29. Después de haber girado hacia la base, descendió e impactó contra un cobertizo. Uno de los tripulantes sufrió heridas fatales.

El avión había sido donado por el propietario, Rovos Air, y lucía el esquema de color de la antigua aerolínea Martin’s Air Charter (más tarde rebautizada como Martinair), de los Países Bajos, y debía ser transportada a Europa, con una llegada prevista a Lelystad el 23 de julio de 2018. Era el último vuelo de pruebas antes del planeado inicio del “ferry” el 12 de julio. El último accidente (de 21 pérdidas, 20 de los cuales en siniestros) con muertos de un bimotor a pistón CV340 se había producido el 30 de abril de 1983, con un C-131F carguero militar de la US Navy; y en Sudáfrica (de 36, con 245 fallecidos) el 7 de diciembre de 2015, con un Eclipse 500.

Fotografía: El CV340 estrellado en Sudáfrica, cuando operaba para Rovos Air.

Relacionados