Cierre de la carguera ASL Spain

El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) no cree que se den las causas objetivas necesarias para determinar el cierre de la aerolínea de carga ASL Spain, la antigua Panair, tras más de 30 años operando fundamentalmente bajo la marca de transporte urgente de paquetería TNT. La empresa ha dado beneficios año tras año desde su creación y opera en un mercado en pleno auge. Fue adquirida hace un par de años por el grupo irlandés ASL, cuyos directivos notificaron el cierre a los 160 empleados, entre los cuales hay medio centenar de pilotos, alegando la obsolescencia de las aeronaves, los tetrarreactores regionales BAe-146, que están siendo vendidas a otras empresas europeas que realizan el mismo tipo de operación.

El cierre se viene fraguando desde que ASL, dedicado también al transporte de mercancías, adquiriera en 2016 la división aérea de la compañía belga TNT, entonces matriz de Panair. Esta operación fue un obligado paso previo impuesto por la Comisión Europea de la Competencia para que el grupo norteamericano de transporte de carga Federal Express adquiriera la totalidad de TNT. En 2013, UPS intentó adquirir TNT por un precio muy superior al ofrecido después por Federal Express. La compra fue revocada por la Comisión Europea de la Competencia al considerar que conduciría a un oligopolio en el sector, aunque recientemente esta decisión ha sido declarada ilegal por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. ASL España echa el cierre contradiciendo la promesa del Parlamento Europeo, que aseguró que la venta de Panair no alteraría los derechos de los trabajadores en España.

Fotografía: BAe-146 carguero de la antigua Panair.

Relacionados