Último vuelo comercial de pasajeros del 747 en una aerolínea norteamericana

Ya no quedan compañías aéreas de pasajeros estadounidenses operando el Boeing 747, siendo Delta Air Lines la última en operarlo, pues la tendencia en los últimos años es utilizar aviones más pequeños, flexibles y eficientes para cubrir las rutas más largas, en este caso el Airbus A350, que se estrenó en la misma línea con la que comenzó a utilizar el mítico tetrarreactor: San Francisco-Honolulu. El día de Navidad significó su retirada oficial con un vuelo chárter del equipo de los “Seahawks” de la NFL desde Dallas a Seattle, como colofón de una gira de despedida que le llevó por seis ciudades. United Airlines lo había dado de baja ya el 7 de noviembre. Fue el avión de viajeros más grande hasta la entrada en servicio del A380 hace diez años. Empezó a volar en febrero de 1969 y entró en servicio hasta un año después entre Nueva York y Londres para la desaparecida PanAm. El 747, con capacidad para transportar a medio millar de pasajeros, abrió los vuelos intercontinentales a las masas.

Las aerolíneas, además, redujeron la primera clase para ganar espacio destinado a las ejecutiva y turista. El 747 se concibió para participar en el concurso de avión de transporte estratégico de la USAF, que ganó el Lockheed C-5 Galaxy, pero siguió adelante  para llevar mercancías, aunque se convirtió rápido en un avión deseado por las grandes aerolíneas para cubrir vuelos de largo recorrido de alta densidad de tráfico. Se han entregado más de 1.500 ejemplares de sus diferentes versiones, que los que qeudan cada vez se van relegando más a carga, si bien los más representativos son los que se operan como transporte presidencial en Estados Unidos, bajo el código de Air Force One. Boeing confirma que hay 379 aviones en la configuración clásica volando y 124 en la versión más modera y de ellos 236 son de pasajeros.

En España los sigue operando Wamos Air, aunque sus intenciones son de sustituirlos con A330, y en su día los utilizó Iberia en propio (de las versiones -156, -256 y -256B), que fueron remplazados por A340-600, además de varios -300 y -400 alquilados con tripulaciones, mantenimiento y seguro a compañías especializadas en estos menesteres, como Air Atlanta; y Air Comet. Air Madrid en sus inicios evaluó seriamente el 747-400, pero optó por A330-200. Las ventas de la última variante, la -8, se concentran en la variante carguera (entre los clientes de la de pasajeros están Lufthansa y Korean, un mercado que permite mantener el programa con vida, con un pequeño de goteo en configuración de pasaje y 2 ejemplares vendido para que los utilice la USAF  de otros tantos Air Force One, que entrarán en servicio en 2024, el mismo año en el que los retirará British Airways, el mayor operador de este modelo, con 36 ejemplares, que se reducirán a la mitad en 2021. También lo usa la NASA para hacer pruebas científicas.

Fotografía: Delta fue el último operador estadounidenses del 747 en vuelos de pasajeros.

Relacionados