ITP facturó 780 millones de euros en 2016, un 9,9 por ciento más

ITP registró en 2016 un volumen de negocio de 780 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 9,9 por ciento respecto a 2015. Este crecimiento está en línea con las previsiones de la compañía esbozadas en el Plan Estratégico ITP 2020. Durante el año, en el segmento de Aviación Comercial se produjo un incremento de la actividad de un 20,5 por ciento, mientras que la actividad de Defensa se mantuvo en línea con el ejercicio 2015 y en Soporte en Servicio se registró un ligero descenso de un 3,8 por ciento. El resultado de explotación alcanzó los 67 millones de euros, lo que supone un aumento del 5,5 por ciento con respecto al ejercicio anterior y una rentabilidad del 8,6 sobre ventas. Dicho incremento se ha debido principalmente al mejor comportamiento de los programas de aviación comercial en fase de producción. Adicionalmente, se ha producido un esfuerzo en la optimización de costes unitarios y se han realizado labores para la contención de costes fijos.

El resultado después de impuestos ascendió a 69,7 millones de euros, lo que implica un incremento de 19,1 por ciento en comparación al ejercicio anterior. Durante 2016 ITP ha continuado aumentando su inversión en I+D, con un esfuerzo de 67 millones de euros (57 millones en 2015), lo que continúa situando a ITP como una de las primeras compañías españolas con mayor inversión en relación a sus ventas. En este apartado de inversiones efectuó durante el año la compra de la totalidad del accionariado de sus filiales ITP Externals India y PCB. Cabe destacar que elevó durante el año su plantilla global en más de un 9 por ciento, contando con 3.346 empleados a 31 de diciembre de 2016. Este crecimiento ha sido consecuencia del buen comportamiento de los programas de aviación comercial, en especial los motores “Trent” de Rolls-Royce. De esta forma, los ritmos de producción para turbinas de baja presión para ellos han crecido un 64 por ciento en la planta de Zamudio (Vizcaya).

Las ventas de aviación comercial en el ejercicio 2016 ascendieron a 449 millones de euros frente a los 373 millones del ejercicio 2015, es decir, un incremento del 20,5 por ciento, representando el 58 por ciento de la actividad total, un segmento que se espera siga creciendo, según las previsiones del actual Plan Estratégico. Respecto a los principales hitos que han tenido lugar en 2016, en los programas de motores “Trent”, en los que ITP participa como socio a riesgo y beneficio (RRSP), se ha producido el primer vuelo del Airbus A350-1000, propulsado en exclusiva por “Trent XWB-97”, así como el primer vuelo de un Boeing 787 propulsado con “Trent 1000 TEN”. En aviones de pasillo único y regionales, dentro de la familia “PurePower” PW1000G de Pratt & Whitney, se ha obtenido la certificación del PW1400G-JM de los aviones Irkut MC-21 por parte de la FAA (Federal Aviation Administration) y la del PW1500G para los “C-Series” de Bombardier por parte de EASA (European Aviation Safety Agency).

En el segmento de aviación de negocios, en 2016 ha firmado un acuerdo con Honeywell para ampliar su participación en el motor HTF7000 como socio de riesgo. en la sexta aplicación para el avión Cessna “Citation”, en su versión “Longitude”. En Defensa, las ventas se mantuvieron en 184 millones de euros, lo que representa un 23 por ciento de la facturación global. En este segmento, cabe destacar la entrada en servicio del primer avión A400M para el Ejercito del Aire español en noviembre de 2016. De esta forma, España se ha convertido en la sexta nación usuaria. Como miembro del consorcio EPI, ITP es responsable del diseño, desarrollo, fabricación y mantenimiento del motor TP400. Por otro lado, en el programa “Eurofighter”, en 2016 se ha firmado la fabricación de los motores para un nuevo cliente de exportación, Kuwait.

La actividad de Soporte en Servicio ha continuado en 2016 la senda de expansión internacional de los últimos años, afianzando una cartera de clientes global, habiendo reparado más de 400 motores de más de 100 operadores en 40 países. Las cifras de ventas consolidadas han ascendido a 147 millones, disminuyendo en un 3,8 por ciento con respecto a las ventas del ejercicio 2015. En un contexto de perspectivas de crecimiento positivas y estables a largo plazo en el mercado aeronáutico y en línea con el Plan Estratégico actual ITP 2020, la compañía espera para 2017 un crecimiento estable, procedente principalmente de la actividad de aviación comercial. De esta forma, se estima un alza de las entregas de los programas civiles, así como una consolidación de los programas de desarrollo en ejecución. Durante este año está prevista la apertura de la nueva planta de PCB en Sestao, que realizará las actividades de procesos de acabado de productos fundidos que se realizan en la actual de Barakaldo.

En julio de 2016 se anunció la compra por parte de Rolls-Royce de la participación del 53,1 por ciento que Sener posee en ITP, operación cuya finalización está pendiente de aprobación por parte de autoridades regulatorias y de competencia, que se espera se produzca a lo largo de los próximos meses. ITP es una empresa líder en su segmento de mercado, siendo actualmente la novena de motores y componentes aeronáuticos por ventas del mundo y situándose entre las cien primeras firma de la industria aeronáutica. Entre sus actividades incluye el diseño, investigación y desarrollo, fabricación y fundición, montaje y pruebas de motores aeronáuticos. Es también servicio oficial de mantenimiento de la mayor parte de los fabricantes de propulsores existentes actualmente en el mundo. Cuenta con centros productivos en España, Gran Bretaña, Malta, Estados Unidos, India y México y una plantilla de más de 3.300 empleados.

Relacionados