Flota nueva, tiempos nuevos

Iberia recibió el 28 de diciembre su primer birreactor Airbus A330-200, símbolo de los nuevos vientos que soplan en la principal aerolínea española y motor del retorno a una expansión que parece imparable, con un avión muy eficaz en cuanto a consumo de combustible y un alcance máximo de 11.500 km., que le permite llegar sin escalas a Buenos Aires desde Madrid. Es la primera en recibir la versión con peso máximo de despegue incrementado a 242 ton.
Dispone de mejoras para los pasajeros en comunicaciones por “wifi” y conectividad GSM, aumentando la velocidad de descarga, además de las habituales comodidades de su clase “Business Plus” (19 plazas), con asientos-cama de 2 m. de largo, y “Turista” (269), ambas con un notable programa de entretenimiento individual. Ha creado un portal para que el cliente pueda conectarse a Internet desde sus propios dispositivos (móvil, tableta u ordenador), que incluye un apartado de noticias e información sobre Iberia y el vuelo. Es el primer ejemplar de la renovación y ampliación de su flota de largo alcance, que se ha materializado en pedidos de 29 nuevos aviones, 13 A330-200 y 16 A350-900. Los primeros se incorporarán hasta 2018 y los segundos entre ese último año y 2021.
En el año que ahora comienza la empresa celebra el 70º aniversario del inicio de los vuelos entre Europa y América del Sur y por ello distintas aeronaves se bautizarán con nombres alusivos a esa región. Así, el primer A330-200 ha recibido el de Oaxaca, ciudad y Estado de México con gran legado natural, cultural e histórico, a donde Iberia ofrece vuelos vía la capital de esa nación. Es, sin duda, la compañía líder en las rutas entre Europa e Iberoamérica y opera en más de 115 destinos en 44 países de Europa, el Nuevo Continente, África y Oriente Medio. Junto con la filial Iberia Express y su franquiciada Iberia Regional Air Nostrum, ofrece alrededor de 600 vuelos al día con una flota de cerca de 130 aviones.
Mientras tanto, está ya en actividad el primer Boeing 777 matriculado en España, un -200ER de la mallorquina Privilege Style, que se asienta así con una flota de cinco aeronaves dedicadas a vuelos charter y de incentivos, mientras Binter prosigue la renovación de flota con ATR 72-600, la nueva generación de este biturbohélice, y Air Europa se prepara para recibir el primer Boeing 787 propio para su red de largo alcance y sigue devaneando con el grupo chino HNA de cara a la entrada en su capital, cuya materialización es incierta.
Air Nostrum mantiene su regeneración, con prometedores resultados y una creciente actividad en Iberoamérica, una región excepcional para los Bombardier CRJ200 que ya no necesita en Europa. La parte negativa, previsible, no obstante, es la suspensión del certificado de operador aéreo de Plus Ultra Líneas Aéreas, que no ha durado ni cuatro meses, con prácticamente uno sólo de mala actividad. Sólo el ser humano tropieza dos veces en la misma piedra.

Relacionados