Malaysia Airlines despide a toda su plantilla

Malaysia Airlines hizo otra propuesta de trabajo a dos tercios de los empleados, que dispondían hasta el 12 de junio para aceptarla o rechazarla. La completa, unas 20.000 personas, recibieron cartas de despido, dentro de los planes de reestructuración trazados por la principal aerolínea malaya para crear una nueva compañía aérea rentable a partir de 2018. Unos 14.000 recibirán acto seguido una oferta de empleo de Malaysia Airlines Berhad (MAS Bhd), la nueva sociedad creada que reemplazará a la aerolínea en apuros desde el 1 de septiembre de 2015. Los restantes 6.000 tendrán un finiquito determinado por su tiempo en la empresa: un mes de salario por cada año trabajado para los que llevan menos de diez años y un mes y medio para los que llevan más de una década.

El nuevo director, el alemán de 52 años Christoph Mueller (especialista en reflotar aerolíneas en apuros, como la irlandesa Aer Lingus, la belga Sabena y la alemana Lufthansa), declaró que su prioridad es detener el sangrado de la aerolínea: «Estamos técnicamente en bancarrota. Los malos datos empezaron mucho antes de los trágicos acontecimientos de 2014. Se refería a los dos Boeing 777-200ER que la compañía perdió el año pasado, el primero en el vuelo MH370, que, con 239 personas a bordo, desapareció el 8 de marzo de 2014 cuando volaba de Kuala Lumpur a Beijing, si que se haya sabido qué ocurrió; y el segundo el  MH17 con 298 a bordo, que el 17 de julio de 2014 fue derribado por un misil en una zona del Este de Ucrania en la que combatían fuerzas gubernamentales y rebeldes prorrusos. Ambos precipitaron la debacle económica de la aerolínea, que arrastraba pérdidas desde hacía varios años debido a la subida del precio del crudo y la competencia, entre otras razones.

Relacionados