Embraer estima 700 nuevas entregas de jets de hasta 130 asientos en Latinoamérica en los próximos 20 años

Embraer Aviación Comercial predice que las aerolíneas de Latinoamérica recibirán alrededor de 700 nuevos aviones en el segmento de 70 a 130 asientos en los próximos 20 años, lo que representa el 11% de la demanda mundial en el período para el segmento. Se estima que el 63% de estas unidades serán para apoyar el crecimiento y un 37% va a reemplazar los aviones más antiguos. La flota de aviones de 70 a 130 asientos pasará de los actuales 280 a 750 unidades en el 2033.

Con el crecimiento económico y la inversión que lleva a una mayor integración regional, los mercados secundarios están preparados para manejar la demanda de nuevo los viajes aéreos. Para que esto ocurra, serán claves la optimización y la dimensión correcta de las flotas. La primera entrega de un E-Jet en América Latina se produjo en el  2005, cuando Copa Airlines, de Panamá, recibió un E190. En la actualidad, cerca de 200 E-Jets están en servicio con ocho aerolíneas en siete países de la región, donde Embraer es líder en el segmento de jets hasta 130 asientos con una participación de mercado del 70%.

La región presentará un crecimiento económico anual robusto del 3,8% en los próximos 20 años en base a un entorno externo favorable, estabilidad política y macroeconómica y una distribución más equitativa de los ingresos. El PIB per cápita se incrementará en un 2,9% por año en el mismo período: de USD 9.050 para USD 15.960. El crecimiento anual de la demanda de transporte aéreo ha sido sólido en los últimos cinco años, alrededor del 7%, una tendencia que deberá continuar en los próximos 20 años, cuando la región crecerá a un 6% anual.

A pesar del predominio de las aeronaves más grandes, Latinoamérica se compone principalmente de mercados de baja y media densidad – 80% de ellos tiene volúmenes de tráfico de hasta 300 pasajeros al día. En el 2013, más del 50% de todos los mercados intra-regionales tenía uno o menos vuelos diarios utilizando aviones de fuselaje estrecho. Este desequilibrio entre la capacidad y la demanda puede crear ineficiencia.

Como se ve en varias aerolíneas líderes de todo el continente, el uso de aviones en el segmento de 70 a 130 asientos puede mejorar efectivamente la conectividad en los mercados de baja y media densidad, complementando vuelos de aviones de fuselaje estrecho fuera de las horas de mayor demanda en las rutas principales. A pesar de que las compañías aéreas son capaces de mejorar la eficiencia operativa y la rentabilidad a través de la utilización de esta capacidad, los pasajeros también se benefician al tener más opciones y mayor comodidad.

La familia de E-Jets ha registrado más de 1.500 pedidos en firme y más de 1.000 entregas hasta la fecha. Los aviones están en servicio con 65 clientes de 45 países.

Relacionados

Leave a Comment