Mujica termina reconociendo su responsabilidad directa en el caso Pluna

Visiblemente molesto y desaseado, el presidente uruguayo reconoció, en la jura del nuevo ministro de Economía, Mario Bergara (suplantando al renunciante Fernando Lorenzo) responsabilidades en la crisis de la aerolínea: «nos habremos equivocado o no, pero lo asumimos», afirmó el mandatario, quien luego apartaría bruscamente a un periodista-oficialista- que intentaba entrevistarlo.

“Soy responsable de la línea general, sin duda. Me hago cargo de haber dado los lineamientos generales”, había dicho antes. No obstante, pretendió aclarar que no estaba al tanto de los llamados  “detalles finos” como la forma en la que adjudicó el polémico aval del estatal  Banco República para que la desaparecida y dudosa  empresa Cosmo se presentara en la última de la dos veces fracasada subasta de los CRJ, aunque esto también se pone en duda ,y muy fuertemente, pues ningún jerarca  hubiera homologaado tal garantía sin anunecia o solicitud de las máximas instancias del país.

En referencia a la influencia de este tema en el gobierno y en la campaña electoral, el presidente admitió  que “es un golpe duro. Lorenzo y Calloia (Fernando Calloia , presidente del Banco República que si bien se dijo que iba a renunciar, pone obstáculos para ello)son dos personas muy competentes aunque no sean perfectos”. Insiste en afirmar, no obstante, que “está claro que no hay dolo ni corrupción, como lo dice el fiscal”, pese a lo cual hay quienes esperan que algun montante no explicado pueda evidenciarse en inminentes gastos de publicidad política.

Además del ministro de Economía, se suplantó al número 3 de la cartera, el Director General Pedro Apezteguía, de cuya breve gestión como codirector interventor de Pluna, avanzada la crisis en 2012, la oposición desconfía y ha realizado cuestionamientos mucho más severos que hacia el ex ministro Lorenzo, de quien se estima solo cumplió cuestionables órdenes presidenciales.

En las últimas horas, simpatizantes del ex responsable de la economía uruguaya organizaron una caravana de desagravio hacia su residencia veraniega, prácticamente encabezada por el vicepresidente de la República, Danilo Astori y algunos legisladores oficialistas, mientras la semana pasada, un grupo de jerarcas y legisladores también  gubernistas, aunque de los sectores más radicales, conocidos como «La Camporita», en referencia al grupo de militantes de choque de Cristina Kirchner  (entre otras cosas por, no obstante uruguayos,  su confeso kirchnerismo) , comandados por el subdirector- viceministro- de Planeamiento y Presupuesto, el tupamaro Gabriel Frugoni, por el contrario, habían organizado una comida para festejar la misma renuncia de Lorenzo.

En medio a esta grave crisis, el cuestionado  sindicato de ex funcionarios de Pluna, insiste, apoyado por el Partido Comunista,  en recibir préstamos y subsidios para abrir su línea aérea, prometida por el mismo Mujica. Ante la pérdida de-al menos- 400 millones de dólares en el cierre intempestivo e inncesariamente  abrupto  de la aerolínea, su proyecto no goza de popularidad. (Javier Bonilla)

Relacionados

Leave a Comment