Tarmac empieza a preservar aviones en Teruel

El aeropuerto de Caudé (Teruel) se estrenó el 6 de agosto como base de estacionamiento, mantenimiento  y reciclado de aviones, con la llegada de un Boeing 747-400F carguero de la holandesa Martinair. Se trata del primer avión  encomendado a Tarmac Aragón, empresa  concesionaria de la explotación del complejo aeroportuario  para labores de conservación y aparcamiento durante los próximos 25 años. Dos días después llegó  otro avión del mismo modelo y procedencia (Frankfurt) con el mismo fin, que estarán allí estacionados durante un año y medio. Previamente  al envío de los dos aviones, la compañía holandesa realizó una auditoría  de las instalaciones turolenses para constatar su adecuación. Tarmac Aragón, filial de la francesa Tarmac Aerosa, preservará los aparatos en buen estado y en condiciones adecuadas para que puedan volver a volar cuando su propietario los solicite.

Esta empresa obtuvo la concesión de Caudé por concurso y desarrollará el 70 por ciento de su negocio en el ámbito del estacionamiento de aeronaves, el 20 en mantenimiento y el 10 en reciclado, empezando las operaciones con 9 empleados, pero está previsto que, en cuatro años, la plantilla supere el centenar de personas. La empresa afirma que varios clientes se han interesado en utilizar sus servicios en ese aeropuerto. A pleno rendimiento, el complejo turolense, el más grande de Europa en cuanto a conservación de aviones, tendrá una capacidad  que multiplicará por diez la de la actual sede de Tarmac en Tarbes (Francia). La empresa resalta la conveniencia de que el aeropuerto tenga carácter internacional, pues ahora solo puede recibir aviones de países firmantes del Tratado de Shengen.

El cambio de catalogación, en trámite  actualmente, podría incrementar la actividad de Caudé, al captar clientes de todo el mundo. De momento, las labores de estacionamiento y mantenimiento de aviones solo se pueden acometer en una plataforma pavimentada de 3,5 hectáreas, situada ante el hangar principal, con capacidad para entre 4 y 6 aeronaves, en función de su tamaño. Es un espacio suficiente hasta que esté disponible la campa contigua, cuya primera  fase -en proceso  de pavimentación actualmente- estará operativa a finales de 2013 o principios de 2014. Tendrá capacidad para 70 u 80 aparatos, que se elevarán a 250 cuando la totalidad del aparcamiento, de 140 hectáreas, esté impermeabilizado.

Relacionados

Leave a Comment