El sindicato de la estatal petrolera uruguaya ANCAP acusa a su presidente de ser el máximo responsable por aceptar cheques sin fondo de Pluna

Los gremialistas no solo aluden a los últimos 30 millones de dólares que quedó debiendo la aerolínea, luego de librar dichos documentos, sino a deudas anteriores por el mismo concepto, en los que se zanjó el asunto  con la sanción de cuatro funcionarias del ente y el urgente archivo del caso. Los funcionarios de ANCAP acusaron al presidente de la empresa, Raúl Sendic, como «el principal responsable» por la recepción de cheques sin  fondo de Pluna que culminó con  las cuatro funcionarias de la empresa suspendidas. Hace pocos meses, el ex presidente de la República, Jorge Batlle, había sostenido públicamente que Sendic estaba perfectamente informado de la situación, que dijo ignorar, lo que, por la publicidad de los hechos, resulta difícil sostener.

En un comunicado difundido el viernes por la Federación de Funcionarios de ANCAP, el sindicato «respalda a las compañeras afectadas y rechaza el injusto manejo político y mediático que se hizo acerca del tema» y agrega que «este doloroso e injusto proceso afectó la moral y la dignidad de compañeras con extensa trayectoria y muchos años de dedicación, responsabilidad y honesto trabajo en ANCAP».

«Sendic fue quien puso el tema en la opinión pública en medio de un conflicto con los funcionarios, en setiembre del año pasado». El dirigente consideró que la forma en que el presidente de la empresa manejó el tema provocara «que la persona que no estaba demasiado enterara pensara que prácticamente las funcionarias fueron las que fundieron Pluna», dijo el lider del sindicato, Artigas González

El  dirigente dijo además que las irregularidades en los pagos de Pluna a ANCAP se arrastraban desde el período presidencial de Tabaré Vázquez. «Había un viejo estilo de hacer como la libreta del almacén, que te anotaba hasta que no había más crédito», afirmó.

Mientras Pluna, además, obtenía alguna reducción de precios en dicho combustible, las restantes empresas regionales o de aerotaxi uruguayas no lo conseguían. (Javier Bonilla)

Relacionados

Leave a Comment