Sara Garcia e Ineco ganan la V edición de los premios Ellas Vuelan Alto a la igualdad

Foto: Ellas Vuelan Alto
La primera y única astronauta española, Sara García, y la empresa pública española Ineco fueron reconocidas por Ellas Vuelan Alto en sus premios anuales, que reconocen el trabajo individual y empresarial en defensa de la igualdad de género.

Los premios se entregaron durante la celebración del quinto aniversario de esta asociación que nació, según explicó su presidenta, Gema Martín del Burgo: “Para dar visibilidad a las profesionales del sector aeroespacial y crear referentes para las jóvenes generaciones.”

Sara García recogió el premio de manos de Gema Martín del Burgo. La investigadora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, seleccionada por la Agencia Espacial Europea para su cuerpo de reserva de astronautas, entre más de 22.000 aspirantes, agradeció a Ellas Vuelan Alto el premio y manifestó que:  “Creo que la mejor forma de sentirse empoderada es cuando tienes la libertad para elegir tu propio camino. En mi caso esta libertad me ha convertido en una mujer muy afortunada por poder dedicarme a la ciencia y la tecnología.

De niña sentía tanta curiosidad por el mundo que me rodeaba que cuando me preguntaban qué quería ser de mayor, sí respondía alguna vez que astronauta, pero también química, bióloga, ingeniera… Y aunque era un mar de dudas, la vocación STEM (acrónimo en inglés que hace referencia a Science, Technology, Engineering and Mathematics -ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas-) ya había calado en mí, y sabía que quería dedicarme a una profesión que a través del conocimiento científico mejorara la vida de las personas y el entorno en el que vivimos, aunque no tenía referentes cercanos, tanto del mundo científico y tecnológico, ni siquiera universitarios en mi familia, decidí dejarme llevar por perseguir una carrera científica y encontré en la investigación mi auténtica vocación”.

En febrero de 2021, y según contó la propia Sara, se cruzó en su camino una “inquietante oferta de trabajo”, la convocatoria de la Agencia Espacial Europea para elegir a sus nuevos astronautas. “Recuperé a esa niña que algún día quiso ser astronauta, y me presenté porque el trabajo de astronauta combina a la perfección proyectos científicos e inspiradores con la última y más avanzada tecnología, en un ambiente de trabajo multicultural y multidisciplinar, todo ello aliñado con la aventura. La verdad es que nunca pensé que una mujer biotecnóloga pudiese optar a ese puesto, más cuando descubrí que más de 22.000 personas se presentaban. Pero fui valiente y decidí dar el paso, me preparé todo lo mejor que pude y trabajé duro durante los 18 meses que duró el proceso.”

Sara García concluyó afirmando que ahora tiene un “importante altavoz para animar a niñas, niños, a los más jóvenes a que vacíen sus mochilas de piedras como la baja autoestima, la falta de referentes o los estereotipos y la llenen de valentía para atreverse a explorar, pasión, aprendizaje continuo y esfuerzo, y esa es la mochila que yo me eché a la espalda cuando inicié mi camino en el mundo de la investigación científica y que animo a seguir a las futuras generaciones”.

Premio EVA a las políticas proactivas de igualdad en las empresas

El presidente de Ineco, Sergio Vázquez Torrón, recogió el premio Ellas Vuelan Alto en la categoría de empresas, de manos de la directora de Redes de EVA, María López Fernández.

El presidente de Ineco tuvo unas palabras de reconocimiento y agradecimiento a la labor que Ellas Vuelan Alto ha realizado en sus cinco años de vida, “habéis volado alto de verdad y habéis creado una nueva forma de crear redes de mujeres que ha traspasado las fronteras del sector aeroespacial”, y reconoció la ayuda que EVA prestó a la empresa en la constitución de su red interna de mujeres, Minerva.

Sánchez Torrón explicó al recoger el premio que: “Cuando asumes la responsabilidad de una compañía como Ineco, con más de 5.000, trabajadores, tienes que tener claro el camino a seguir y los valores que te acompañan. Así la búsqueda de la justicia en la compañía, como es la diversidad, nos hace mejores. Solo así se corrige la desigualdad, o se acelera la corrección de desigualdades”.

Sergio Vázquez explicó al público asistente alguna de estas acciones diseñadas para disminuir la brecha de género: “Durante los dos últimos años hemos incrementado un 10 por ciento la presencia de mujeres en las capas de las áreas de dirección y gestión de la empresa, hasta llegar a un porcentaje del 40 por ciento de jefas en la compañía, muy por encima de la media del sector. También hemos tomado medidas para disminuir y eliminar la brecha salarial. Por ejemplo hemos introducido un plus de un 2 por ciento en las retribuciones de las mujeres.”

El presidente de Ineco explicó también que la empresa ha crecido mucho en el negocio de tecnologías de la información, “donde es abrumadora la presencia de hombres, por lo que hemos llevado a cabo medidas de discriminación positiva”. 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.