Más de 1.000 observaciones de vuelo en 2021 para mejorar la seguridad operacional y la sostenibilidad medioambiental

El Observatorio de Seguridad y Eficiencia de las operaciones Aéreas, impulsado por ENAIRE y el Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (COPAC) dentro de la iniciativa estratégica de ENAIRE Plan de Vuelo 2025, ha recogido más de 1.800 observaciones directas, realizadas por pilotos y controladores, cuyo análisis permitirá mejorar la seguridad y la eficiencia de la aviación en el espacio aéreo español. Más de 1.000 de esas observaciones se registraron en 2021, lo que representa un 60% más que el año anterior, impulsando significativamente la información disponible para identificar ineficiencias y mejores prácticas operativas.

Gracias a la información recogida de los vuelos que aterrizan y/o despegan en los cinco grandes aeropuertos españoles -Adolfo Suárez Madrid-Barajas, Josep Tarradellas Barcelona-El Prat, Palma de Mallorca, Málaga Costa del Sol y Gran Canaria- el Observatorio ha identificado a lo largo de 2021 diversas áreas de mejora en las operaciones. También ha hecho un seguimiento de indicadores operacionales como puntualidad, tiempos de operación y perfiles de ascenso/descenso de las aeronaves.

Otro de los avances del Observatorio en 2021 ha sido el desarrollo, junto a la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Sistemas Informáticos y la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Aeronáutica y del Espacio de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), de una herramienta de seguimiento de sostenibilidad medioambiental en los aeropuertos, basada en datos de vuelo (ADS-B), que permite analizar el consumo de combustible y la emisión de gases contaminantes, entre otros aspectos medioambientales. En 2022 está previsto continuar y ampliar el estudio de los datos que aporta esta herramienta, orientada a la mejora de la eficiencia operacional.

El Observatorio, que se creó en 2019, cuenta actualmente con 41 pilotos de diversos operadores aéreos y 31 controladores de ENAIRE. A lo largo de 2022 está prevista la incorporación de más pilotos-observadores para aumentar la capacidad de recogida de datos y su posterior análisis en los comités de seguimiento.

Esta iniciativa de Enaire y COPAC también está contribuyendo a mejorar el conocimiento mutuo de la operativa entre pilotos y controladores y a promover la colaboración en el ámbito aeronáutico a medida que el tráfico aéreo va recuperando sus niveles de actividad.

Relacionados