EASA amplía el certificado de servicios para incluir Vigilancia Dependiente Automática, ADS-B, de Enaire

Enaire, gestor español de la navegación aérea, ha recibido por parte de AESA, Agencia Estatal de Seguridad Aérea, una actualización del certificado como proveedor de servicios de navegación aérea ampliando su alcance e incluyendo los servicios ADS-B. Este nuevo servicio permitirá ofrecer un servicio de gestión de control aéreo aún más seguro, eficiente y sostenible.

 

La Vigilancia Dependiente Automática (ADS-B) es una técnica de vigilancia en la que la aeronave envía su posición, junto a otros muchos parámetros, basada en los sistemas de navegación de a bordo.

 

El Reglamento de Ejecución Europeo EU1207/2011 obliga a las aeronaves a estar equipadas con transpondedores ADS-B o, en casos debidamente autorizados, que lo estén antes del fin de 2023. Por su bajo coste, el mínimo impacto ambiental y electromagnético, así como por los beneficios que aporta, el sistema ADS-B es la elección idónea para proveer cobertura de vigilancia en ciertos emplazamientos.

 

Con objeto de cumplir la regulación europea y de satisfacer los requerimientos de sus usuarios, Enaire tiene en marcha un plan de despliegue ADS-B que contempla la instalación de sensores en emplazamientos estratégicos de todo el territorio nacional.

 

Las primeras estaciones se instalaron en Alicante, Granada y Menorca, para las cuales la empresa gestora ha aportado las evidencias y documentación necesaria para certificarse como proveedor de servicios ADS-B.

 

Próximamente se pondrán en servicio las estaciones instaladas en Vejer de la Frontera y Yeste, y ya están licitadas 6 estaciones ADS-B para dotar de cobertura al sector Cantábrico. Además la empresa está equipando todos sus radares de vigilancia modo S con capacidad ADS-B. A medio y largo plazo hay planes ya definidos de despliegue progresivo de este tipo de sensores de vigilancia en las cinco direcciones regionales (Centro Norte, Este, Sur, Baleares y Canarias).

 

La obtención del certificado como proveedor de servicios ADS-B es un hito dado que, una vez termine el proceso de integración de la señal ADS-B en el sistema SACTA para el control del tráfico aéreo, a mediados de 2022, se procederá a la puesta en servicio operativa de la ADS-B de forma progresiva en las distintas dependencias.

 

La inversión de Enaire en los sitemas ADS-B en los próximos años contribuirá a los objetivos de su plan estratégico, Plan de Vuelo 2025 y a aumentar la eficiencia, sostenibilidad ambiental y la calidad de los servicios y, por ende, a la recuperación del sector de la aviación.

 

El plan de despliegue hasta 2023 está co-financiado con fondos europeos de la agencia CINEA.

Relacionados