El primer gestor aeroportuario del mundo es español y cumple 30 años

Aena cumplió el 2 de noviembre treinta años de vida, facilitando el  transporte de más de 5.000 millones de pasajeros con una red que se compone de 69 aeropuertos y se despliega en seis países: España (46 aeropuertos y 2 helipuertos), Reino Unido (Londres/Luton, del que posee el 51 por ciento), México (12), Brasil (6), Colombia (2) y Jamaica (2). Esto le convierte en el primer gestor aeroportuario del mundo por número de pasajeros y, tras el record que registró en 2019 (275,2 millones de pasajeros), tuvo que manejar los niveles menores de su historia (76,1 millones) por la pandemia.

Ahora encara el futuro con una apuesta por la sostenibilidad, la innovación y la calidad del servicio, no sin vicisitudes por la recuperación y sentencias judiciales en relación a sus ingresos comerciales (para los que dispone de 220.000 m2.) en su contra. Su creación como Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea, impulsada por un profesional brillante del sector, Manuel Abejón, supuso la transformación del antiguo Organismo Autónomo Aeropuertos Nacionales y estuvo asociada al proceso de liberalización del transporte aéreo europeo de finales de los ochenta.

En su primera década inició una amplia y completa modernización de las instalaciones de los aeropuertos y de navegación aérea en España, situando sus infraestructuras a la cabeza de los países del entorno y liderando los sistemas de gestión en el ámbito del control aéreo. Entre finales del siglo XX y principios del nuevo milenio alimentó la competencia en la asistencia en tierra, con la incorporación de varios agentes de “handling”, facilitó la entrada en el mercado de numerosas aerolíneas tras la eclosión en el ámbito europeo de las compañías de bajos costes y empezó a desarrollar un modelo comercial y a desplegar su actividad internacional.

La implantación de un nuevo modelo de gestión a partir de la segunda década de este siglo sentó las bases para la modernización del sistema aeroportuario, primero como entidad pública empresarial (Aena Aeropuertos) y, posteriormente, como la sociedad mercantil estatal Aena, mientras la entidad pública empresarial Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea pasó a denominarse Enaire, ejerciendo exclusivamente las competencias en materia de navegación y espacio aéreo. Tras la entrada del 49 por ciento de capital privado y su salida a Bolsa en 2015, elaboró su primer Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) en 2017.

Con la aprobación del Plan de Acción Climática en marzo de 2021, se convirtió en la primera empresa española y una de las primeras del mundo en rendir cuentas en esa materia, trasladado al DORA II para 2022-27. La innovación y la transformación digital también tienen un creciente peso, constituyendo la aceleradora de “start-up” Aena Ventures. Sus cifras son impresionantes: 251.000 empleos directos y 566.000 totales (el 2,5 por ciento de la población activa); 21.585 millones de euros de capitalización bursátil; 4.503 millones de ingresos en 2019 (2.901 del negocio aeronáutico, 1.252 del comercial, 80 de servicios inmobiliarios y 270 del internacional), con un beneficio neto de 1.442 millones y 2.114 millones de generación de caja.

Relacionados