Fundación Enaire falla sus Premios en su XXVI edición

El jurado de los Premios Fundación Enaire, que este año celebran su XXVI edición, ha fallado los galardones en las siguientes modalidades: Premio de Periodismo Aeronáutico, Premio I+Dron, Premio Luis Azcárraga (Innovación Aeronáutica), Premio José Ramón López Villares (Fin de Grado y Fin de Máster).

El Premio I+Dron cuenta este año con la colaboración de Airbus España con el objeto de vincular este galardón con la actualidad de la industria aeronáutica. En esta edición se ha presentado un total de 79 trabajos.

Premio de Periodismo Aeronáutico

De periodicidad anual, reconoce los trabajos de tipo periodístico difundidos en prensa, radio, televisión, medios digitales o publicaciones online, relacionados con el transporte aéreo y la navegación aérea, así como los que traten sobre las instalaciones y los servicios aeroportuarios en general. Tiene una dotación de 12.000 euros, que este año se repartirá ex aequo entre dos premiados.

De las 45 candidaturas presentadas este año, el jurado decidió conceder el premio a dos reportajes muy personales que reflejan la situación excepcional que ha vivido el mundo con la pandemia y rinden homenaje al sector de la aviación, especialmente castigado en 2020, relatando las vivencias del personal de vuelo en esos meses tan duros.

Por un lado, se ha premiado el reportaje Confinados en el Cielo de Martín Mucha, publicado en Crónica. Suplemento de grandes reportajes (El Mundo) el 24 de mayo de 2020.

El otro galardón ha recaído en Javier Ortega Figueiral, colaborador habitual de nuestra revista Airline Ninety Two, por su reportaje Tripulantes frente a la Pandemia publicado en La Vanguardia el 17 de junio de 2020.

Premio I+Dron

De carácter anual, reconoce los trabajos, estudios, proyectos, artículos o publicaciones técnicas que constituyan una contribución singular a la innovación en el sector de los drones, en los ámbitos del diseño de la aeronave y de las tecnologías de sus sistemas (entre otros, el de propulsión, comunicaciones, control, etc.), de la producción, de la operación, de la gestión de tráfico de drones, así como del desarrollo de nuevas aplicaciones. Tiene una dotación de 12.000 euros. Además, este año el premio cuenta con la colaboración de Airbus España y el ganador podrá realizar una presentación de su proyecto a los responsables técnicos de esta empresa. En caso de que el proyecto sea de su interés, se estudiará la posibilidad de realizar un prototipo.

En esta edición se han presentado 10 candidaturas y el galardón ha recaído en Martín Molina González y Pascual Campoy Cervera, del Grupo de Investigación CVAR (Computer Vision and Aereal Robotics) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), por su proyecto Aerostack: Entorno informático abierto para construcción de drones autónomos mediante componentes de robótica e IA.

El jurado ha valorado el gran impacto social de esta herramienta, gracias a su gran versatilidad y acceso universal, ofreciéndose de forma abierta y gratuita. Además, contiene multitud de aplicaciones (de mantenimiento, inspección, trabajos de investigación, docencia, etc.) y resalta el carácter multidisciplinar de los drones, mostrando infinidad de áreas de investigación y demostrando su funcionalidad práctica con la participación incluso en concursos de diversa índole.

Premio Luis Azcárraga (Innovación Aeronáutica)

De carácter anual, reconoce trabajos, estudios o proyectos que constituyan una contribución singular para el transporte aéreo en sus manifestaciones de planificación y organización, gestión económica y administrativa, impacto y preservación medioambiental, y en investigación e innovación tecnológica. Tiene una dotación de 12.000 euros.

En esta edición se han presentado 12 candidaturas y el galardón se ha concedido a Cristian Eduardo Verdonk Gallego, por su trabajo Extraction of Trajectory Contextual Factors and its application in the Trajectory Prediction using statistical methods. Tesis doctoral realizada en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Aeronáutica y del Espacio (ETSIAE) de la Universidad Politécnica de Madrid.

El jurado ha valorado de esta investigación su contribución a enriquecer el proceso de predicción de trayectorias a través de información valiosa que tenga en cuenta no solo la dinámica de la aeronave, sino otros parámetros relevantes como, por ejemplo, el tráfico aéreo en su entorno más próximo.

Premio José Ramón López Villares (Fin de grado y fin de máster)

De periodicidad anual y destinado a reconocer proyectos fin de grado y fin de máster de Ingeniería Aeronáutica y Aeroespacial, así como de las disciplinas de Ingeniería Civil, Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos, Ingeniería Industrial e Ingeniería de Telecomunicaciones que se hayan realizado sobre navegación aérea o aeropuertos en cualquier universidad española, redactados en cualquiera de muestras lenguas oficiales o en inglés. Pueden concederse hasta un máximo de cuatro reconocimientos de 3.000 euros cada uno.

En esta edición se han presentado 12 candidaturas.

En la especialidad de navegación aérea, el galardón ha recaído en: Alberto Gayoso Gallego, por su trabajo Adaptation of en-route air traffic control sectors to accommodate free route traffic over Spain. Trabajo fin de máster (Master of Sciencies) realizado en la Escuela Superior de Ingeniería Industrial, Aeroespacial y Audiovisual de Terrassa (ESEIAAT) de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC).

El jurado ha apreciado la metodología propuesta en este trabajo para el rediseño de sectores de control que permita acomodar los flujos de tráfico en un entorno de “Free Route”, centrándose en el espacio aéreo continental español. Las soluciones planteadas tienen un gran interés para los desarrollos que tendrán lugar en los próximos años en este concepto.

En la especialidad de aeropuertos, se ha premiado a:Elisa Martín Fernández, por su trabajo Análisis eólico para la orientación preferente de pistas de vuelos. Trabajo fin de grado realizado en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Aeronáutica y del Espacio (ETSIAE) de la Universidad Politécnica de Madrid.

El jurado ha valorado de este estudio, que tiene como objeto mejorar y automatizar la metodología existente para la determinación de las orientaciones preferentes de pistas de vuelos, su alta calidad técnica y coherencia en su desarrollo, profundizando, con un enfoque innovador, en un problema esencial para el diseño de aeródromos como es asegurar una orientación de pistas que garantice operaciones seguras. Esta nueva forma de establecer y verificar la orientación óptima y los coeficientes de absorción de vientos presenta un gran potencial de aplicación.

Andrea Temiño García, por su trabajo Escenario operacional de inspección física de pista con UAS mientras está activa una pista paralela. Trabajo fin de grado realizado en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Aeronáutica y del Espacio de la Universidad Politécnica de Madrid.

El jurado ha destacado de este trabajo, que analiza la viabilidad de usar una aeronave no tripulada para realizar inspecciones de pista en aeropuertos con pistas paralelas, cuando la pista paralela se encuentra activa, su profundización en un ámbito novedoso, pudiendo servir de referencia para trabajos futuros en el entorno aeroportuario.

Relacionados