El gobierno de Río de Janeiro y el Aeropuerto Cabo Frío acuerdan convertir al estado en un polo logístico

«El Aeropuerto de Cabo Frio vislumbró nuevas oportunidades y ofreció una estructura logística importante, eficiente, moderna y competitiva para nuestro Estado. Vamos a utilizar esta instalación de Río de Janeiro, ubicada estratégicamente fuera de la región metropolitana, y sumarla a las existentes, como Galeão y Santos Dumont ”, afirmó el secretario de Desarrollo Económico de este Estado, Vinicius Farah.

Aeroestación internacional a 18 minutos de vuelo de Río de Janeiro ,operada por el sector privado desde hace más de 20 años, el Aeropuerto de Cabo Frío cuenta con la segunda pista en extensión en la región (con una longitud de 2.550 metros y 45 metros de ancho), con capacidad para recibir aviones de carga, en su plataforma con capacidad, para 23 aeronaves de todas las clases.

Durante aproximadamente 11 años, el aeropuerto ha operado regularmente un vuelo de carga semanal directamente desde Miami (EE. UU.), alimentado por vuelos desde México, Asia y Europa, además de conexiones de vuelos domésticos desde América del Norte y otros ocasionales para traer maquinaria y helicópteros para las abundantes empresas petroleras  que trabajan en la región, incluso con cargueros AN 124 o Boeing 747 -8.

“Entendemos nuestra vocación regional y la posibilidad de ayudar al estado a aprovechar la logística de la región. Creemos que podemos transformar a Río de Janeiro, con una ubicación sumamente estratégica, en el polo logístico de la región Sudeste ”, dijo Eduardo Valle, presidente de la Junta Directiva del Aeropuerto de Cabo Frio.

La terminal cuenta con un área aduanera de 100.000 m² y un almacén general de 32.000 m², incluidos los segregados para productos farmacéuticos controlados, y cámaras frigoríficas y temperatura de -20 ° C a + 15 ° C,  además de un sector homologado  por el Ejército para recibir todo tipo de carga peligrosa o especial.

Opera en modo Multimodal, recibiendo carga aérea, marítima y terrestre, además de trabajar con pasajeros regulares y chárter.

(Javier Bonilla, corresponsal del grupo Edefa en Brasil)

Relacionados