Amaszonas reclama al gobierno boliviano medidas de emergencia ante la crisis aeronáutica

La situación actual para las aerolíneas bolivianas es muy comprometida según Sergio de Urioste, fundador y presidente de la empresa aérea Amaszonas, quien le solicitó al gobierno de su país trabajar para esbozar un plan que sostenga mínimamente a estas empresas de la compleja situación a raíz de la pandemia.En reciente entrevista a un medio local, de Urioste convocó a un acuerdo entre los operadores aéreos locales, pidiendo además la colaboración del gobierno para ‘pelear’ en el mercado regional, planteando la creación de un bloque de aerolíneas locales con el fin de operar rutas internacionales aprovechando las aeronaves de las cuales los diferentes operadores bolivianos disponen, que van desde la capacidad de 90 pasajeros en el caso de Ecojet (equipada con aeronaves BAE RJ 85), 100 de Amaszonas (equipada con Embraer 190 y CRJ-200) y 200 de BoA, la aerolínea estatal, que utiliza Boeing 737 en diversas series y 767 para sus rutas de largo recorrido.

Además, De Urioste reprochó la falta de ayuda económica a las compañías por parte del gobierno boliviano, situación usual en la región.El ejecutivo dijo que la crisis provocada por la pandemia  obligó a Amaszonas despedir a 200 trabajadores y reducir los pasajes a la mitad, así como disminuir las operaciones en un 20% y 30% respecto a 2019 , cerrar parte de sus vuelos a Paraguay y  la totalidad en Uruguay, adonde también clausuró actividades su filial, Amaszonas Uruguay, tras realizar hacia allí algunos vuelos humanitarios dentro de Sudamérica al inicio de la pandemia.

Esperando reabrir sus rutas a Brasil en setiembre próximo, Amaszonas vuela actualmente desde Bolivia (Santa Cruz, La Paz y conexiones nacionales) a Iquique y Asunción. (Javier Bonilla)

Relacionados