Aertec diseña un sistema de detección y anti colisión de drones para operaciones fuera de línea de vista

Aertec está desarrollando un sistema de previsión de colisiones en vuelos de RPAS de menos de 25 Kg, a baja altura (por debajo de los 120 metros), fuera de línea de vista y en entornos rurales. Se trata de un nuevo desarrollo tecnológico que permite a los pilotos, a través de nodos de tierra inteligentes, aplicar maniobras predeterminadas para evitar colisiones con otras aeronaves y obstáculos, y mitigar los riesgos de este tipo de operaciones BVLOS (Beyond Visual Line of Sight), es decir, más allá del alcance visual del piloto.

Este sistema se enmarca en el proyecto Vigía, cofinanciado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y los fondos FEDER de la Unión Europea como proyecto Innterconecta, liderado por Aertec y en el que también participa la ingeniería sevillana Emergya. La empresa tecnológica ha sido la entidad responsable de diseñar y desarrollar los nodos de detección en tierra del sistema, con la colaboración de FADA_CATEC, y el sistema de evitación, la integración de hardware y software, y los ensayos en campo y validación del sistema.

Entre las novedades que presenta este sistema está el uso de comunicaciones móviles a través de la red 4G, lo que garantiza el contacto con la aeronave en caso de que la comunicación por radio (UHF) deje de ser efectiva. Tanto el dron como los nodos en tierra y la estación de control están interconectados a través de una plataforma, que está en la nube, y que permite aglutinar gran cantidad de información útil para la toma de decisiones, utilizando tecnologías disruptivas como la inteligencia artificial o el machine learning.

Desde que comenzara el proyecto en 2018 han sido necesarias varias campañas de ensayos en vuelo para probar las capacidades de este sistema, y para las que se ha utilizado la plataforma aérea no tripulada TARSIS 25.

Para Juan José Calvente, jefe del departamento de RPAS de Aertec, “este nuevo desarrollo tecnológico incrementa las capacidades que ya ofrecen nuestros sistemas no tripulados TARSIS, con lo que crecer en prestaciones es también crecer en soluciones para el mercado”.

Una vez que concluya la fase final del proyecto se presentarán los resultados a las autoridades aeronáuticas civiles españolas, conocedores de esta propuesta desde el inicio del proyecto, para poder empezar a aplicar el sistema, ya que al garantizar este tipo concreto de operaciones a baja altura y fuera de línea de vista facilitaría la autorización de permisos de vuelos en este contexto. Además, el consorcio ya tiene identificados posibles casos de uso y aplicación de este desarrollo tecnológico, por ejemplo, en la monitorización e inspección de infraestructuras lineales.

Fotografía: Nodo o baliza de VIGÍA equipo que detecta los sonidos e imágenes y que después analiza e identifica.

Relacionados