Embraer E2 jet autorizado a operar en el London City Airport

El primer jet Embraer de la familia E2, el  E190-E2, fue certificado para  aproximación empinada (steep approach), un requisito para operar en el Aeropuerto de la Ciudad de Londres (LCY). La certificación EASA (European Aviation Safety Agency) se otorgó el 11 de mayo.

El Aeropuerto de la Ciudad de Londres está ubicado cerca del distrito financiero de Londres y es considerado el principal aeropuerto de negocios de la región, además de ser un importante centro de destinos desde y hacia Europa continental debido a la conveniencia y facilidad de acceso que ofrece al pasajero. Sin embargo, para operar en el LCY, la aeronave debe cumplir con los requisitos de aproximación empinada y pista corta del aeropuerto, cumpliendo con las estrictas regulaciones de ruido de las comunidades circundantes.

En las pruebas de certificación, los datos de la EASA confirmaron que el E190-E2 tiene los niveles de ruido más bajos entre todas las aeronaves de fuselaje estrecho de nueva generación y será el único avión que operará en la LCY certificado según el estricto reglamento del Capítulo 14 de la OACI. Las alas, los motores y los sistemas del nuevo avión lo hacen significativamente más silencioso que el predecesor del E190, lo que para las comunidades cercanas al LCY significa un 63% menos de emisión de ruido en el despegue del E190-E2 en comparación con el E190 que opera actualmente allí.

Las credenciales ambientales del E190-E2 van mucho más allá de su funcionamiento más silencioso. El avión es un 17% más eficiente que su predecesor en consumo de combustible y emisiones, mientras que su rendimiento se ha mejorado: el rango de la LCY casi se ha duplicado con el E190-E2 a más de 4.000 km, lo que permite la gama de destinos como Estambul (Turquía). ), Casablanca (Marruecos) y Moscú (Rusia).

La certificación de aproximación empinada, que permite mayores ángulos de descenso de hasta 5,5 grados, reduce la contaminación acústica en las comunidades vecinas. El sistema se habilita mediante una actualización de software especial y la instalación de un botón «Steep Approach» en el panel de control de la cabina. Debido a la similitud de la cabina entre el E190 y el E190-E2, los pilotos ya autorizados para la operación LCY no necesitan entrenamiento con simulador para aproximaciones de este tipo. Ambas aeronaves operan en aeropuertos notoriamente dificultosos y de pistas de poco más de 1300 metros (contra los 1.508 del London City) como el céntrico de Río de Janeiro, Santos Dumont. (Javier Bonilla, corresponsal del Grupo Edefa en Brasil)

Relacionados