Cero Emisiones Netas de Carbono para 2050, es el compromiso del Grupo Singapore Airlines

El Grupo Singapore Airlines (SIA) ha anunciado su compromiso de lograr cero emisiones netas de carbono para 2050, reforzando su estrategia a largo plazo de trabajar hacia la descarbonización y la sostenibilidad ambiental en todas sus operaciones.

Las aerolíneas del Grupo, Singapore Airlines, Scoot y SIA Cargo, desarrollarán múltiples acciones para lograr este objetivo. Entre ellas se encuentran la inversión en aviones de nueva generación, la consecución de una mayor eficiencia operativa, la adopción de tecnologías de baja emisión de carbono, como los combustibles de aviación sostenibles, y la obtención de compensaciones de carbono de alta calidad.

El Grupo ha llevado a cabo proyectos en apoyo de sus objetivos de sostenibilidad durante la pandemia. Uno de ellos es la instalación de paneles solares en todos sus edificios de oficinas en Singapur. Esto genera energía renovable que proporciona hasta el 18% de su demanda de electricidad, o lo suficiente para alimentar unos 2.300 apartamentos de cuatro habitaciones en Singapur durante un año.

Por otro lado, en 2020, SIA puso en marcha un nuevo concepto de comida en clase turista regional que ofrece más opciones de comida a los clientes. Incluye una vajilla compuesta por envases de papel sostenible y cubiertos de bambú, lo que reduce la cantidad de plásticos de un solo uso en la cabina. Estos envases pesan un 50% menos, lo que contribuye a reducir el consumo de combustible. Todo, desde la vajilla hasta los residuos de comida, se envía a un biodigestor para convertirlo en pellets energéticos derivados de residuos que pueden sustituir a los combustibles fósiles y al carbón.

Goh Choon Phong, Director General de la aerolínea ha declarado: «Nos hemos mantenido centrados en nuestros objetivos de sostenibilidad incluso mientras navegábamos por la pandemia. Sabemos que también es una cuestión cada vez más importante tanto para nuestros clientes como para nuestro personal. Con el compromiso de hoy de alcanzar las emisiones netas de carbono cero, reforzamos la posición de liderazgo del Grupo SIA en este aspecto y nuestro compromiso de encontrar formas de abordar nuestro impacto en el medio ambiente.

Hoy en día, la forma más eficaz y directa de que una aerolínea reduzca materialmente las emisiones de carbono es operar con una flota de aviones jóvenes. La flota del Grupo tiene una edad media de menos de seis años, lo que la convierte en una de las más jóvenes del mundo. En el último año, hemos retirado 45 aviones antiguos. Los iremos sustituyendo gradualmente por aviones de nueva generación que consumen hasta un 30% menos de combustible, lo que reducirá sustancialmente nuestras emisiones en los próximos años”.

La cartera de pedidos del Grupo incluye modelos de nueva generación, como la familia A350-900 y A320neo de Airbus y los 777-9, 787 y 737-8 Max de Boeing. Estos aviones son hasta un 30% más eficientes en cuanto a consumo de combustible y han reducido las emisiones de carbono en comparación con los modelos más antiguos.

El Grupo ha invertido también en paquetes de mejora de la ingeniería de los fuselajes y los motores que ayudan a reducir la resistencia y mejorar la eficiencia de los motores. Las innovaciones en tecnología y análisis de datos también allanarán el camino hacia mejoras más significativas, y el Grupo continuará involucrando a las instituciones de investigación para explorar tales ideas.

La compañía es miembro activo del Grupo de Usuarios de Combustible de Aviación Sostenible (SAFUG) desde 2011. En 2017, lanzó una serie de vuelos de paquetes ecológicos desde San Francisco a Singapur que incorporaban combustibles de aviación sostenibles, aviones de bajo consumo y medidas de gestión del tráfico aéreo optimizadas. Por otro lado, en 2020, colaboró con el aeropuerto Swedavia de Estocolmo para cargar combustibles de aviación sostenibles en los vuelos que salen de la ciudad. Estas actividades han ayudado a mejorar la comprensión del Grupo sobre la logística y la adquisición de combustibles renovables, y actualmente, la aerolínea está trabajando con socios y grupos de interés para explorar las oportunidades de ampliar la adopción de combustibles de aviación sostenibles en toda su red.

Más allá de la reducción de las emisiones directas, la compensación de carbono puede desempeñar un papel importante y complementario. SIA participa en el Programa de Compensación y Reducción de Carbono para la Aviación Internacional (CORSIA) de la Organización de Aviación Civil Internacional, que pretende limitar el crecimiento de las emisiones de carbono del sector a partir de 2020. Aunque la compensación es especialmente importante a medio plazo, también se espera que siga siendo relevante a largo plazo para mitigar las emisiones residuales. Para conseguir compensaciones de carbono de alta calidad, el Grupo seguirá explorando vías a través de asociaciones que le permita obtener compensaciones de carbono de alta calidad.

Mientras el Grupo SIA se embarca en este viaje hacia las emisiones netas de carbono cero para 2050, seguirá colaborando con socios afines para desarrollar una sólida cadena de suministro de combustible de aviación sostenible y un mercado de carbono. Esto incluye el trabajo conjunto con las partes interesadas en Singapur para desarrollar un plan holístico de descarbonización, que complementa el objetivo de la compañía de fortalecer el centro aéreo del país y mantener su ventaja competitiva en el futuro.

Relacionados