Brasil y Portugal comienzan a normalizar sus conexiones aéreas

Con el fin del decreto portugués que suspendía los vuelos entre Portugal y Brasil, Azul reanudó sus conexiones el domingo pasado con tres vuelos semanales entre Campinas, en el gran São Paulo, y Lisboa. Los vuelos se realizarán con el avión más grande de la flota de la compañía, el Airbus A330-900neo, que puede transportar hasta 298 pasajeros. LATAM Airlines Brasil también anuncia que reanudará sus operaciones entre São Paulo / Guarulhos y Lisboa a partir de este próximo jueves.

Con respecto a Tap, la aerolínea portuguesa, que reinició vuelos el jueves pasado, prevé un total de 25 vuelos semanales desde  este mes: dos a Brasilia, dos a Belo Horizonte, tres a Fortaleza, seis a Río de Janeiro (uno con salida desde Oporto), seis a São Paulo, dos a Recife, dos a Recife / Maceió y dos a Salvador, a la espera de un regreso a otros destinos, como Porto Alegre y Natal, para retomarlos más adelante.

Inclusive, con la liberación de vuelos regulares y comerciales, las restricciones de acceso para no europeos o no residentes permanecen activas. Como resultado, solo los ciudadanos portugueses, de la Unión Europea o que tengan una residencia permanente en el país, pueden viajar en este momento. Además, tanto a la partido hacia Lisboa como al viajar a Brasil, los pasajeros deberán presentar una prueba negativa para covid-19 y deberán hacer una cuarentena obligatoria de 14 días en territorio portugués. El incumplimiento de las normas sanitarias hace inviable el embarque. (Javier Bonilla, corresponsal del Grupo Edefa en Brasil)

Relacionados