Air Nostrum pide 103 millones de los fondos para empresas estratégicas

La prolongación de la crisis del coronavirus con las restricciones al tráfico de pasajeros y la expectativa de una recuperación más lenta de lo inicialmente previsto, obliga a Air Nostrum a concurrir al fondo gestionado por SEPI  (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) para garantizar su labor como vertebradora territorial e impulsora del turismo. La compañía ha presentado su solicitud de acceso al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas (FASEE) para garantizar los recursos necesarios que le permitan superar la reducción en los ingresos que ha motivado la caída del tráfico de pasajeros provocada por la pandemia, asegurar la conectividad y garantizar el nivel de empleo. La empresa ha calculado en 103 millones de euros la cantidad que requiere en forma de préstamos, que prevé devolver en 7 años. Air Nostrum en 2019 encadenó su sexto año consecutivo con ganancias, tras la crisis financiera de 2009 a 2013.

El pasado ejercicio, como consecuencia de la pandemia, la empresa registró unas pérdidas de 129 millones de euros, pendientes de aprobación en la próxima Junta General ordinaria de accionistas. A lo largo de sus casi 27 años de existencia su calidad operativa se ha compatibilizado con la rentabilidad financiera, lo que le ha permitido tener ratios de solvencia y calidad crediticia que han posibilitado la firma de grandes contratos de flota y la construcción de su propio hangar de mantenimiento. Al cierre del ejercicio de 2019 la empresa disponía de una situación saneada de fondos propios y tesorería. Desde el inicio de la crisis del coronavirus y, ante la drástica reducción de la demanda del tráfico aéreo, la compañía ha mantenido una política de preservación de caja y contención del gasto, además de haber llegado a acuerdos con los financiadores de flota y recurrir el año pasado a las líneas de ICO (Instituto de Crédito Oficial).

La plantilla de Air Nostrum lleva en ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo( más de un año. Sin embargo, las limitaciones a la movilidad con las sucesivas olas de contagio y el fuerte retroceso de la demanda por el impacto de la crisis en las economías domésticas han retrasado el ritmo de una recuperación progresiva de la actividad y han movido a la empresa a recurrir a la ayuda pública, en línea con el apoyo que están recibiendo otras aerolíneas por parte de sus estados en el resto de Europa. Hay que recordar que Air Nostrum es la empresa europea más laureada dentro de su sector de la aviación regional. De enero a marzo ha liderado el ranking de compañías con mayor actividad de toda la red de Aena, con 8.256 operaciones. Es además una de las aerolíneas que menos operaciones ha reducido con respecto al primer trimestre del año pasado, un 43,6 por ciento frente al 71,6 de la media.

En su apuesta por la recuperación de la conectividad, ha retomado en abril el 62 por ciento de la producción que ofrecía justo antes del impacto de la  pandemia; y su programa para las semanas centrales del verano espera restablecer el 87 por ciento de las rutas que operaba hace dos años. Con 75.507 vuelos y 5,2 millones de pasajeros en 2019, acredita su papel estratégico por su relevancia en las comunicaciones por vía aérea de gran parte del territorio nacional. Tiene presencia en la práctica totalidad de las comunidades autónomas y en Melilla, es además alimentadora y distribuidora del tráfico del Grupo Iberia en el centro de distribución de tráfico (hub) de la T4 en Madrid, es el primer operador de rutas domésticas en España, vertebra mercados nichos, comunidades ultraperiféricas y rutas en régimen de Obligación de Servicio Público (OSP), opera en solitario en los aeropuertos de Badajoz, Burgos, León y La y es la única aerolínea que ofrece conectividad aérea a las comunidades de Extremadura y La Rioja.

Air Nostrum tiene casi 1.400 trabajadores, genera más de 2.000 empleos indirectos, y trabaja con más de 900 proveedores. Su sede está en Valencia, donde se ha convertido en un polo de talento y tecnología del sector y un motor económico de la Comunidad. Por su volumen de facturación y número de trabajadores es una de las principales empresas de esa Comunidad Autónoma, tanto por su operación de vuelo y presencia de su sede central como por la actividad de mantenimiento de aviones propios y de terceros. El acceso a estos fondos permitirá a la compañía continuar con su plan de negocio y recuperar la senda de crecimiento rentable y sostenible frenada por la pandemia.  Desde el año 1994, Air Nostrum ha transportado a más de 90 millones de pasajeros en 2 millones de vuelos. En 2019 facturó 539 millones de euros.

Fotografia: CRJ1000 de Air Nostrum (foto Antonio Camarasa).

Relacionados