Antes de fin de año se vuelve a licitar el aeropuerto de Natal con una base de 40 millones de dólares

A más de un año de que Inframerica comunicara al gobierno federal la devolución del Aeropuerto Internacional Governador Aluízio Alves, ya que ya no soporta las pérdidas acumuladas desde el inicio de su operación en mayo de 2014, el proceso de relicitación de la terminal se llevará a cabo antes de final de este año.

El nuevo proceso de licitación lo está llevando a cabo la ANAC, que impuso nuevas reglas para atraer más empresas nacionales e internacionales, como se establece en el aviso de proceso. La oferta mínima será de 40 millones y el plazo del nuevo contrato será de 30 años. El aeropuerto que da servicio a Gran Natal es uno de los mayores errores logísticos en la historia reciente de la aviación comercial brasileña, después del Mundial de 2014, a Rio Grande do Norte.

Para la construcción de la terminal aérea, la primera construida y totalmente operada por el sector privado en el país, el Consorcio Inframerica invirtió aproximadamente 80 millones de dólares, de los cuales cerca de 70  provienen del financiamiento del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

Cuando lo más indicado hubiera sido ampliar ligeramente el aeropuerto ya existente, agregando quizá una pista y prolongando su plataforma, el gobierno de la época insistió en construir un aeropuerto nuevo y alejado 60 kilómetros de Natal y otras urbes cercanas, con lo que desplazó a cierta parte de los traslados aéreos regionales hacia el transporte terrestre, además de encarecer la operación en la nueva Terminal, que tampoco se tornó el hub sugerido del nordeste de Brasil, beneficio parcialmente  obtenido por la cercana Fortaleza, capital del estado de Ceará. (Javier Bonilla)

Relacionados