El aeródromo soriano de Garray se activa en el marco del plan de potenciación del Aeroparque Tecnológico e Industrial

A finales del año pasado el Ejército del Aire vendió 4 de sus últimos aviones de transporte Lockheed C-130 “Hercules” a la compañía estadounidense Blue Aerospace. Como parte del proceso de enajenación, serán trasladados entre el 22 y el 31 de marzo al aeródromo soriano de Garray, en el marco del Protocolo de Colaboración que el Ejército del Aire y la Diputación de Soria firmaron recientemente. En esa instalación se preservarán hasta que se produzca la transferencia de titularidad a la empresa estadounidense, que los empleará como fuente de repuestos para sus servicios de mantenimiento, reparación y grandes revisiones, o MRO (Maintenance, Repair and Overhaul) en su planta de Fort Lauderdale, en Florida (Estados Unidos). El traslado de los aviones del Ejército del Aire se enmarca en el Protocolo de Actuación firmado entre el Ejército del Aire y la Diputación el pasado 8 de marzo.

El plan de potenciación del Aeroparque Tecnológico e Industrial (ATI) allí ubicado cuenta con el apoyo de las administraciones regionales, con el objetivo de ofrecer servicios de apoyo a la flota civil y militar española, aparcamiento de larga duración, mantenimiento, transformaciones de aviones, reciclaje y achatarramiento, además de centro de formación para pilotos, tripulantes de cabina de pasajeros y mecánicos. Según informó la Diputación con motivo de la firma del protocolo, está destinado al desarrollo de actividades conjuntas y la prestación de apoyos que fomenten el crecimiento del proyecto del ATI, estableciéndose los términos generales de colaboración entre ambas instituciones, permitiendo iniciar actividades de colaboración orientadas a implementar soluciones innovadoras que hagan posible alcanzar una mayor eficiencia en la gestión de alguna de las flotas del Ejército del Aire.

El Ministerio de Defensa, a través de la Fuerza Aérea, evaluará y pondrá a disposición de la Diputación Provincial aquellos servicios de naturaleza operativa, logística o de instrucción que sean necesarios para el desarrollo del ATI.  Se especifica además que este protocolo no supondrá compromiso financiero ni incremento del gasto público. El proyecto ATI implica la ampliación de la pista existente hasta los 2 km., aumentar la anchura a 50 m. y disponer de una plataforma de 30.000 m2. Junto al cercano Parque Empresarial de la Ciudad del Medio Ambiente (PEMA), pretende convertirse en un polo industrial en la región de Soria, con el objetivo de atraer empresas del sector. El proyecto, gestionado por la consultora canaria Lyonair, ya habría confirmado la instalación de la empresa de formación FlyBy (José Mª Navarro García).

Fotografia: Uno de los “Hercules” españoles (foto Ejército del Aire).

Relacionados